Alerta por la marcha neonazi un año después de la tragedia de Charlottesville

Más agentes, más patrullas y más seguridad de lo corriente se vio en la capital horas antes de que comience la protesta de estos grupos que ahora vuelven a la calle exigiendo el respeto de sus derechos civiles.

Por Agencias

La ciudad de Charlottesville planea conmemorar el domingo el aniversario de la mortal manifestación de supremacistas blancos con una marcha contra el odio racial.

La violencia de ese día costó la vida de un joven contramanifestante. Un informe oficial condenó a los funcionarios de la ciudad por no preparar adecuadamente a la policía y evitar que se detuvieran cuando la confrontación se convirtió en un caos.

En el año transcurrido desde entonces, algunos residentes han intentado contar con el legado de ese fin de semana y la desigualdad racial que persiste en la ciudad. Otros han intentado consignar la violencia del verano pasado al pasado, en un esfuerzo por restaurar a Charlottesville una reputación perdida como un lugar pacífico y progresivo: la ciudad más feliz oficial de 2014 en Estados Unidos.

Están de vuelta

Sin embargo, a uno 185 kilómetros (115 millas) de distancia, en Washington, el principal organizador del evento de hace un año organizará un “mitin de derechos civiles blancos” y la policía se preparara para el grupo de opositores.

Los grupos de supremacistas blancos que aterrorizaron a la población de EEUU hace un año, protagonizarán hoy una protesta en Washington, que terminará frente a la Casa Blanca. El 12 de agosto de 2017, centenares de neonazis tomaron las calles de Charlottesville en uno de los momentos más oscuros para la sociedad estadounidense de los últimos tiempos; hoy, esos mismos grupos llegan a la capital del país para reivindicar sus consignas xenófobas y supremacistas.

Los neonazis se reunirán en las afueras de Washington alrededor de las 14.00 hora local (18.00 GMT) para tomar el metro hasta el centro de la capital.

Jason Kessler, quien abandonó su intento de montar un evento similar en Charlottesville, dijo en su solicitud de permiso que espera entre 100 y 400 personas en su evento la tarde del domingo en el parque Lafayette, frente a la Casa Blanca.

Pero el número podría ser menor y probablemente minimizado por opositores. Algunos líderes del movimiento blanco nacionalista de Estados Unidos dijeron que no asistirán o han exhortado a los partidarios a que no vayan.

Pero la manifestación no tomará a la capital desprevenida. Con el recuerdo de un violento Charlottesville el 12 de agosto de 2017, las autoridades redoblaron la seguridad en las calles con patrullas, agentes, perros detectores de bombas y algunas calles cerradas desde temprano y hasta este domingo a las 8:00pm.

El Servicio Nacional de Parques también emitió permisos para eventos organizados por DC United Against Hate (DC Unido contra el odio), New York Black Lives Matter (Las vidas de negros importan) y otros grupos.

A un año de Charlottesville A un año de Charlottesville Getty

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Funcionarios del gobierno y la policía en Washington han expresado la seguridad de que la ciudad puede controlar eventos sin violencia. El alcalde y el jefe de la policía han prometido una enorme movilización de equipos de seguridad para mantener separados a los manifestantes.

Inesperadamente, el presidente Donald Trump condenó el sábado todo tipo de racismo. "Los disturbios en Charlottesville de hace un año causaron muertes insensatas y división. Debemos estar unidos como nación. Condeno todo tipo de racismo y acto de violencia. Paz para todos los estadounidenses", escribió en Twitter.

Este sábado, mientras manifestantes antifascistas realizaban una marcha pacífica en Charlottesville, un grupo numeroso de personas vestidas de negro dejó flores en un memorial en honor a Heather Heyer la víctima de los incidentes del año pasado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo