"Dejará de ser regalado": Sin "carnet de la Patria" la gasolina en Venezuela se pagará a precio internacional

La gasolina en Venezuela es prácticamente regalada: con un dólar cambiado en el mercado negro se compran casi 5 millones de litros. La oposición denuncia que se trata de un chantaje

Por Agencias

El presidente Nicolás Maduro anunció el lunes que elevará los precios de la gasolina en Venezuela a niveles internacionales para resolver las distorsiones económicas que provoca, ya que “prácticamente la regalamos”, y para ello se subsidiará a los habitantes durante dos años.

"Yo aspiro que en dos años a más tardar hayamos resuelto la deformidad", acotó el gobernante durante un discurso televisado. "La gasolina y los hidrocarburos deben colocarse al precio internacional para que se acabe el contrabando a Colombia y los países del Caribe”.

El mandatario insistió en que para ello los interesados deberán registrar su vehículo en un censo que se extenderá hasta el próximo viernes. "Aquella persona que no atienda el llamado al censo, que no quiera participar en el subsidio directo, tendrá que pagar el precio del combustible al precio internacional", dijo Maduro, sin precisar desde cuándo se aplicaría esa tarifa.

Carnet de la patria 

El censo automotor comenzó en agosto y exige tener el denominado "carnet de la Patria", un tarjeta con la que el gobierno distribuye subsidios directos desde enero de 2017, una medida cuestionada por los críticos del mandatario que la consideran un mecanismo de "control político y social" y de "chantaje" electoral.

"Cuando el sistema de subsidio entre en vigencia, vehículo por vehículo, con su carnet de la Patria, ustedes verán a qué me estaba refiriendo", dijo Maduro durante una reunión con militares transmitida por radio y televisión, en la que destacó que en pocos días dará los detalles del nuevo esquema.

Maduro indicó que en los próximos días anunciará los detalles del nuevo esquema de precios de los hidrocarburos y de un subsidio directo que estará vigente cerca de dos años, cuando aspira se haya recuperado y estabilizado la economía del país.

"Después no chille cuando tenga que echar gasolina y venga su compañero que si fue a registrar su carrito, no se cayó a cuentos de que se los iban a entregar a Diosdado e iba a echar gasolina con su carnet de la patria”, dijo Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente en su programa semanal 'Con el Mazo Dando'. Con esas declaraciones, el número dos del chavismo dijo que la gasolina tendrá dos precios. 

“Eso es una amenaza a manera de presionar para que hagamos lo que ellos quieren. No estoy de acuerdo con eso “, dijo Carlos Palacio, ciudadano venezolano a NTN24

La gasolina de Venezuela, la más barata del mundo, es un tema muy sensible desde 1989, cuando se desató una revuelta popular a raíz de un incremento de los combustibles que ordenó el entonces presidente Carlos Andrés Pérez. Murieron unas 300 personas.

Sin embargo, a precio internacional sería impagable para la mayoría de los venezolanos, pues el sueldo mínimo -cerca de un dólar- apenas alcanza para comprar un kilo de pollo.

En febrero de 2016, luego de estar los precios congelados casi dos décadas, el mandatario aumentó la gasolina a un bolívar por litro. En la actualidad ese incremento no pasa de ser algo simbólico, puesto que equivale a una ínfima cantidad respecto del tipo de cambio del mercado negro, ampliamente utilizado por la falta de capacidad del gobierno para satisfacer la demanda de divisas.

Maduro _que repetidamente ha reconocido que la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) pierde varios miles de millones de dólares anuales por la diferencia en lo que cuesta producir la gasolina y el precio en que la vende_ resaltó que se calculan “18.000 millones de dólares de pérdida por el contrabando de gasolina que se va a Colombia y al Caribe".

Esa y otras medidas forman parte de un programa de "recuperación, crecimiento y prosperidad económica” que busca enfrentar la severa crisis que agobia a los venezolanos, signada por la escasez de productos básicos y una inflación que alcanzará el millón por ciento a fines de este año, de acuerdo con estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

La eliminación de cinco ceros 

Maduro ratificó el lunes que el 20 de agosto entrará en vigencia una reforma monetaria que contempla la eliminación de cinco ceros al bolívar, parte de los esfuerzos de su gobierno para combatir la inflación y la escasez de billetes en Venezuela.

La nueva unidad monetaria, denominada "bolívar soberano", implica la eliminación de las actuales denominaciones de 1.000, 2.000, 5.000, 10.000, 20.000, 50.000 y 100.000 bolívares, que el propio Maduro puso en circulación entre 2016 y 2017 para paliar en parte el incremento exponencial de los precios.

Ahora se usará una moneda de 50 céntimos y una de 1 bolívar, además de ocho billetes distintos para cada una de las siguientes denominaciones: 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 bolívares, informó.

Maduro declaró el 20 de agosto "día no laborable" para permitir la adaptación por la entrada de los nuevos billetes, los cuales van a "coexistir" con los viejos billetes durante un tiempo prudente.

Sin dar detalles, el mandatario también señaló que Venezuela "va a tener dos unidades contables”, una con el "bolívar soberano" y otra a partir del precio del petro, la moneda digital respaldada por su gobierno, cuyo precio se determina de acuerdo al valor de la cesta petrolera venezolana. Su uso será obligatorio para PDVSA, añadió.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo