"Ley Uber": ministra Hutt descartó "límite del parque" para aplicaciones y taxistas y colectiveros piden más fiscalización de noche

En la reunión se plantearon los puntos de vista del Gobierno y los trabajadores formales de transportes. Pese a que hay distintas posturas, todos rechazaron la violencia como método de presión.

Por Jaime Liencura

Luego de una extensa reunión entre la ministra de Transportes, Gloria Hutt, la intendenta metropolitana Karla Rubilar y representantes de los taxistas y colectiveros de Santiago, hubo al menos dos temas que se abordaron respecto a la "Ley Uber" o de Empresas de Aplicaciones de Transportes (EAT): los límites del parque automotriz para los que sumen al grupo y más fiscalización en la noche.

Entre los representantes de los "techos amarillos" se encontraban los líderes de las agrupaciones Confenataxi y Confenatach, mientras que de parte de los colectiveros estaban los líderes de la Conderación de Transporte Menor (Contramen). Los que se ausentaron fueron los miembros de la Conataxi, los cuales el fin de semana pasado hicieron un llamado a la violencia contra los conductores de Uber.

No habrá tope de autos

Pese a que las autoridades indicaron que hubo muchos acuerdos, en los puntos en los que todavía no hay consenso es en la regulación de la cantidad de vehículos que se adscriban al nuevo sistema de aplicaciones, para la ministra Hutt, esto todavía no está en discusión.

"No lo hemos planteado así en el proyecto de ley porque justamente no queremos generar otro grupo de presiones en el futuro que por defender un parque cerrado lleguen a los niveles que se ha llegado. Creemos hay otras formas de ajustar los mercados y principalmente a través de filtros y restricciones asociadas a la calidad y a la seguridad de las personas. Nos parece más importante poner, si es que hay que poner una restricción, una que tenga que ver con quienes cumplan estos requisitos en cierto plazo pero no poner un número fijo porque la experiencia que hemos tenido con un número fijo, no es buena", dijo Hutt.

Agregó que "creemos que la competencia y los mercados que son más abiertos y competitivos son los que favorecen a las personas en tarifa, en servicios. La calidad de los servicio sube cuando hay amenaza de que hay otro que puede dar un servicio mejor". 

Más fiscalizaciones

Ante este escenario, lo que sí alcanzaron a plantear los los taxistas y colectiveros fue aumentar la fiscalización. Así lo hizo saber  Luis Campos, presidente de la Confederación Nacional de Taxistas (Confenataxi) pidieron más fiscalización en la noche y para ello invocaron una instancia interdisciplinaria de trabajo.

"Hemos denunciado que en la noche no hay fiscalización, que en la noche es tierra de nadie. Le solicitamos a la Intendencia armar una nueva mesa de trabajo con Carabineros y la PDI para llevar detenidos a quien porte armas, ya sea taxista o conductor de aplicación".

Desmarcarse de la violencia

En lo que sí hubo una postura general de parte de todos los participantes fue en descartar la violencia como método de validación de cualquiera de las visiones.

"La gran mayoría de los taxistas y colectiveros de la capital que no se sienten representados por llamados violentos", dijo al respecto la ministra Hutt.

Por su parte, desde la Confenataxi descartaron participar de una nueva movilización, sobre todo luego que la Conataxi llamara a una manifestación callejera para fin de mes. "Nosotros estamos abiertos a mantener el diálogo", dijo Campos, vocero del gremio que sí estuvo en la reunión.

 

Por último, la ministra reiteró que el proyecto que ya recibió la suma urgencia debe considerar todas las opiniones e hizo un llamado al Congreso a escuchar a los gremios. Asimismo, se anunció que el próximo martes habrá una nueva reunión entre todos los participantes de esta reunión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo