¿Qué es el misopostrol? La píldora abortiva que Argentina autorizó fabricar

Por ahora, el permiso es para uso hospitalario. Pero el laboratorio autorizado a producirlo solicitó cambiar la condición de expendio y espera que para fin de año se pueda conseguir en farmacias.

Por Agencias

Argentina da luz verde a la producción de una píldora con misoprostol para abortar

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat) de Argentina ha autorizado a un laboratorio nacional la fabricación de un fármaco con misoprostol para interrumpir los embarazos.

La píldora abortiva se podrá vender a los hospitales aunque todavía no se comercializará en las farmacias.

El misoprostol es el medicamento más seguro para interrumpir los embarazos, según ha explicado la Organización Mundial de la Salud (OMS), , que la incluye en la lista de "los medicamentos esenciales para garantizar un mínimo de bienestar de salud a la población".    Por otra parte, el Gobierno de Argentina anunció que ampliará la compra de métodos anticonceptivos tras la resolución del Senado de no despenalizar el aborto en el país. En 2016, 43 mujeres perdieron la vida solo en tierras argentinas tras practicar abortos clandestinos sin ningún tipo de seguridad médica.

Siempre acompañado de un control previo y posterior de un profesional de la salud, este método es el más recomendado ya que no se necesita anestesia, intervención quirúrgica, ni un área estéril. Es simplemente una pastilla, que está disponible en más de 100 países del mundo.

Cómo funciona 

El Misoprostol se puede tomar por vía oral o vía vaginal. En el primer caso, la pastilla se coloca debajo de la lengua para que se deshaga. Pasados 30 minutos, la paciente puede tragar con normalidad.

Si es por vía vaginal la pastilla se introduce por la vagina, lo más profundo que se pueda y siguiendo los protocolos de higiene necesarios (manos limpias, etc…), y la paciente debe permanecer tumbada también 30 minutos hasta que la pastilla se deshaga.

Todo esto se administra en varias dosis y con determinada frecuencia que indicará el médico.

Hasta ayer, el misoprostol no estaba autorizado para uso ginecológico ni obstétrico, sin embargo, a través de la disposición 6726/2018 del 2 de julio, la Anmat definió: “Autorízase a la firma Laboratorio Dominguez S.A. para la especialidad medicinal que se denominará MISOP 200, la nueva concentración de Misoprostol 200 mg, forma farmacéutica comprimidos vaginales”.

En el anexo de la autorización, la agencia permitió la comercialización de envases con 4, 8, 20, 48 y 100 comprimidos, con la condición de venta exclusiva con receta archivada y para uso hospitalario.

Hasta ahora Laboratorios Beta era el único que los elabora en Argentina para el comercio al público -Laboratorios Domínguez lo hace para uso exclusivamente hospitalario-. La caja de 16 pastillas de 200 mg tiene un valor de $2.803,41, (como 62.000 pesos chilenos) según figura en la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

El aborto figura como principal causa de mortalidad materna en más de la mitad de las 23 provincias argentinas (en la práctica estados federados a los que hay que sumar la Ciudad Autónoma e Buenos Aires), en las que hoy en día es muy difícil la aplicación lo previsto en el Código Penal, debido a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios y a las trabas del sistema.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo