Colonia del Sacramento: la joya histórica de Uruguay

Cercana a Montevideo e incluso de Buenos Aires al otro lado del Río de la Plata, esta ciudad guarda el pasado colonial del país oriental.

Por Pablo Contreras

Es un destino popular para los turistas, pero quizás no tanto para los chilenos. Colonia es una ciudad que tiene mucho que ofrecer al visitante, más allá de lo típico y no se puede eludir si es que se va a Uruguay. Y lo mejor es que no está tan lejos.

“Nos separan 1.186 kilómetros, lo que significa un tiempo estimado de vuelo de una hora y 40 minutos, incluso más cerca que viajar a destinos dentro de Chile”, destaca Paulina Berrio-Ochoa, subgerente de Marketing de Viajes Falabella.

Fundada en 1680 por el portugués Manuel Lobo, la ciudad pasó de dominio de Portugal al español varias veces, hasta la Declaratoria de Independencia de la Banda Oriental en 1825 que dio origen a este país sudamericano como país libre.

Colonia Uruguay Antigua plaza de toros Real de San Carlos / Ministerio de Turismo de Uruguay

Estos sucesos hicieron que Colonia tuviera una fusión de estilos arquitectónicos y urbanísticos propios de cada país colonizador, presente en cada calle.

Para llegar hay dos opciones. Una es hacerlo por Buenos Aires y luego cruzar a través del Río de la Plata. “Puedes tomar un barco de la empresa Buquebus que tiene distintos servicios que realizan el tramo Buenos Aires –Colonia, los costos varían dependiendo del tipo de cabina y del tipo de buque”, pero que bordea los $30 mil ida y vuelta.

La otra es partir desde Montevideo y “el trayecto se puede realizar en bus o en auto recorriendo el trayecto de 179 km. que los separa y con una duración aproximada de dos horas lo que tiene un valor cercano a los $9 mil chilenos”, indica Jorge Gutierrez, coordinador de Hoteles y Escapadas de Atrápalo Chile.

Colonia, Uruguay El Faro de Colonia / Ministerio de Turismo de Uruguay

Ya que está más cerca, la capital argentina parece ser más conveniente para alojar. “Debido a la amplia oferta hay opciones mucho más económicas que en Montevideo. Por otro lado, y considerando que Colonia es una ciudad de paso, alojarse en Buenos Aires es más conveniente”, afirma Gutiérrez.

De hecho, el ejecutivo resalta que Uruguay es un destino que ha ido decreciendo en preferencias entre 2017 y 2018, respecto a otros destinos en Sudamérica, “lo cual se atribuye principalmente al precio poco competitivo de la oferta hotelera y de vuelos”. De hecho, según datos de la Junta Aeronáutica Civil (JAC), el tráfico aéreo entre Santiago y Montevideo ha bajado 19,4% entre enero y julio.

Rica gastronomía y lindas fotos

No son pocos los panoramas que se pueden hacer en Colonia. Uno de los recorridos clásicos es la visita guiada por el casco histórico, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1995, que permite sumergirse de lleno en el legado cultural de la ciudad.

Siguiendo por la rambla de la ciudad, paseo que muchos eligen hacer en bicicleta, se llega al Real de San Carlos, antiguo enclave militar español.

Otro imperdible es La Calle de los Suspiros, un lugar lleno de secretos y leyendas tanto románticas como trágicas, que transmiten al que camina por ella magia pura. Es aquí donde se “ofrece cocina local a precios accesibles, tablitas para picar y acompañar con deliciosos vinos”, afirma Berrio-Ochoa.

Si quiere irse a la segura , el plato más aclamado es el chivito completo acompañado de una cerveza helada, un clásico uruguayo.

Por último, antes de despedirse con las mejores postales de la ciudad, es necesario subir al majestuoso Faro para una vista panorámica y una visita al Puerto de Colonia para contemplar un imponente atardecer.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo