Trump contra las cuerdas: doble golpe a la presidencia y acusación de fraude electoral

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue implicado el martes de conspirar para cometer fraude electoral y dos de sus colaboradores más cercanos se enfrentan a penas de prisión tras sendos procesos judiciales que asestaron un golpe legal y político a su asediada presidencia.

Por Agencias

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue implicado el martes de conspirar para cometer fraude electoral y dos de sus colaboradores más cercanos se enfrentan a penas de prisión tras sendos procesos judiciales que asestaron un golpe legal y político a su asediada presidencia.

El ex abogado personal del presidente Donald Trump, Michael Cohen, se declaró culpable el martes de violar la ley de financiamiento de campaña y de otros cargos, y afirmó que él y Trump arreglaron comprar el silencio de la actriz porno Stormy Daniels y la ex modelo de Playboy Karen McDougal para influir en los comicios presidenciales.

La afirmación de Cohen parece implicar a Trump en un delito, aunque la cuestión sobre si el presidente puede ser enjuiciado y cuándo podría serlo continúa siendo tema de debate.

Esto pone a Trump en riesgo legal y plantea la posibilidad de que un ex asesor revele secretos de larga a cambio de reducir su sentencia.

La declaratoria de culpabilidad se produjo casi al mismo tiempo que el ex jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, fue declarado culpable de ocho delitos financieros en Alexandria, Virginia, en el que fue el primer juicio surgido de la pesquisa del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia de Rusia en el proceso electoral.

Como parte de su acuerdo, Cohen, de 51 años, se declaró culpable de ocho cargos, incluyendo evasión de impuestos y haber hecho una declaración falsa a una institución financiera. Podría recibir una condena de entre cuatro y cinco años en prisión en su audiencia de sentencia programada para el 12 de diciembre.

Daniel Petalas, ex fiscal de la división de integridad pública del Departamento de Justicia dijo que “esto pone al presidente Trump más cerca de una conducta delictiva”.

“El presidente tiene ciertas protecciones mientras está en funciones, pero de ser cierto, y si él estaba al tanto e intentó influenciar una elección, eso podría ser un delito federal grave”, aseveró Petalas. “Esto tiene repercusiones cerca de casa”.

“Obviamente esto no es algo bueno para Trump”, dijo Sol Wisenberg _quien condujo el interrogatorio del jurado investigador al expresidente Bill Clinton durante la pesquisa de Whitewater_ sobre la declaratoria de Cohen.

“Asumo que no será procesado porque es un presidente en ejercicio”, agregó Wisenberg. “Pero lo acerca más a un proceso de destitución, sobre todo si los demócratas recuperan el control de la Cámara de Representantes”.

Más presión política

La extraordinaria declaración de culpabilidad de Michael Cohen hace aumentar la presión sobre el Partido Republicanos a pocos meses de los comicios de mitad de legislatura.Cohen es el primer socio de Trump hallado culpable de un delito asociado directamente con las elecciones de 2016. Y es un delito del que, según el letrado, Trump no solo estaba al tanto sino que se implicó personalmente en su comisión.

Los demócratas creen que pueden motivar a los votantes independientes y a republicanos moderados este otoño, presentando a los funcionarios del partido como los facilitadores del presidente. Responsables demócratas dejaron claro rápidamente el martes que tienen pensado atacar a sus rivales durante la campaña si guardan silencio sobre las crecientes cuestiones legales que giran en torno a Trump.

"Cada día hay más peso en la balanza”, dijo Paul Maslin, un encuestador demócrata basado en Wisconsin.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo