Llegó el "Día D": Estados Unidos y China cumplieron con las amenazas de su guerra comercial

US$16.000 millones en productos es el daño que cada país inflingió hoy a su rival por aumentos arancelarios. Delegados chinos están en Washington para mediar el conflicto, pero la discusión sigue en punto muerto mientras el mercado internacional tambalea.

Por Publimetro

Llegó la temida fecha que los mercados de todo el mundo marcaron en rojo en sus calendarios. Hoy, tanto Estados Unidos como China materializaron las amenazas que marcan el "Día D" de la guerra comercial entre ambos. Esto por que ambos países, a las 00.00 horas locales respectivas, pusieron en marcha sus aumentos arancelarios entre sí.

Anoche, desde Washington se impuso nuevos cobros agregados de aduanas de 25% a un millar de productos chinos importados a Estados Unidos. Eso representa, en el curso de un año, unos US$50.000 millones. Y ese no fue el primero, ya que desde julio una medida similar afecta a unos US$34.000 millones de exportaciones provenientes del gigante asiático, y que se suman a los US$16.000 millones de bienes importados de China que rigen desde hoy.

El gobierno de Xi Jinping contraatacó a la misma altura. A eso de las cuatro de la mañana hora de Chile (00.00 de Pekín), China aplicó nuevos aranceles a unos US$16.000 millones de productos estadounidenses que ingresan a su país. Así lo anunció el Ministerio de Comercio, que además anunció que presentará otra queja formal ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) para defender el sistema multilateral de comercio y sus derechos.

De momento, entre los productos norteamericanos afectados por los nuevos aranceles las emblemáticas motos Harley Davidson y el jugo de naranja.

Las medidas de proteccionismo comenzaron con Donald Trump, que acusa "prácticas comerciales desleales" de China, además de incentivar las infracciones a los derechos de autor.

Esta escalada de agresividad ocurren en medio de las negociaciones chinas en Washington. Ayer, los viceministros chinos de Comercio, Wang Shouwen, y Finanzas, Liao Min, se sentaron a dialogar con el subsecretario estadounidense del Tesoro para asuntos internacionales, David Malpass. Eso sí, aún no hay luces de que el conflicto se destrabe.

Artillería pesada

De no mediar una solución oportuna, la retórica, al menos desde Estados Unidos, no hace otra cosa que mostrar los dientes. El nuevo golpe al tablero, y que se discute en la Casa Blanca, sería la imposición de aranceles a más bienes chinos por unos 200.000 millones de dólares. A eso se suman otro 25% de impuesto a los autos importados para proteger la producción doméstica.

La discusión por ahora está en punto muerto: mientras Estados Unidos apuesta a dejar mal herido al mercado chino y que se someta, aún inflingido daño al comercio internacional, China espera una mediación internacional que obligue a Trump a dejar atrás su escalada económica.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo