Asesinato de Mollie Tibbetts: los escabrosos detalles del caso que conmueve a EEUU

Mollie Tibbetts, de 20 años, desapareció en julio y un mes después su cuerpo fue encontrado en medio de un campo de maíz.

Por Nathaly Lepe

El 18 de julio la estudiante universitaria Mollie Tibbetts desapareció sin dejar rastro. Su familia y su novio iniciaron una búsqueda desesperada con ayuda del Estado de Iowa, que movilizó a toda la comunidad, pero que terminó de la peor forma, luego que encontraran un mes más tarde el cuerpo sin vida de la joven en medio de un campo de maíz.

Tras el hallazgo, las primeras sospechas apuntaron directamente, Christian Bahena Rivera, quien fue puesto bajo custodia como el principal sospechoso del crimen.

El rastro de Mollie se perdió luego que saliera como cada mañana a correr, pero nunca más regresó, en un caso que tiene conmocionado a todo Estados Unidos.

El sujeto, interrogado por la policía a comienzos de esta semana, finalmente confesó ser el autor del crimen. Sin embargo, dejó en su declaración dejó una serie de huecos que tiene entrampada a la policía con su investigación.

El presunto asesino confesó ser el autor material, pero afirmó que producto de un ataque de ira hay momentos del ataque que no recuerda cómo la mató.

Mollie Tibbetts Mollie Tibbetts / Reproducción

El crimen

Rivera se transformó en el principal sospechoso luego que los investigadores descubrieran un registro de las cámaras de seguridad de Brooklyn, una pequeña localidad en Iowa, donde se lo veía circulando en movimientos sin sentido a bordo de su vehículo.

En el primer interrogatorio, Rivera negó tener conocimiento del hecho, pero finalmente y ante la presión ejercida el lunes por la policía, se quebró y confesó lo ocurrido.

El sujeto contó en el interrogatorio que había visto correr a Mollie mientras viajaba en su vehículo por lo que decidió seguirla. La joven se sintió acosada y nerviosa y le advirtió a Rivera que si no se detenía llamaría a la policía.

La situación molestó al detenido, sin embargo según su declaración, el detenido no recuerda que ocurrió desde ese punto porque dijo haberse “bloqueado” en medio del ataque de ira.

Cuando finalmente volvió en sí, descubrió que Mollie estaba en el portaequipaje de su auto, con una herida profunda en la cabeza.

El cuerpo

Preocupado y desesperado por la situación, Rivera llevó el cadáver hacia la localidad de Guernsey y eligió uno de los campos para arrojar el cuerpo sin que nadie lo viera.

Llegó hasta el lugar en medio de la noche y con hojas de las plantas de maíz cubriendo a Mollie y escapó.

Sobre lo ocurrido, los investigadores intentaran ahora esclarecer como y por qué ocurrió el ataque con los resultados de la autopsia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo