¿Estoy en el mismo grupo que un billonario? El distorsionado dato del 10% más rico que dejó la encuesta Casen

El llamado 1% de las personas más ricas disparan los promedios del último decil. Según las encuestas, un profesional que gana 700 mil pesos está en el mismo grupo que un billonario.

Por Felipe Betancour

Una de los datos más preocupantes que arrojó la ultima encuesta Casen, fue el aumento del margen de ingresos entre el 10% más pobre y el 10% más rico de la población, el cual creció de un 33,9 a 39,1. En definitiva la brecha de desigualdad sigue aumentando.

El 10% más rico del país, es decir, aquellos que en teoría deberían tener resueltas temas como salud, vivienda, educación, entre otros ítems. Sin embargo, el análisis de este sector de la población es complejo ya que los “supericos” o “millonarios”, que representan el 1%, hacen subir el promedio de manera exagerada. Por ejemplo, un profesional que gana 700.000 se encuentra en el mismo rango que el gerente general de un gerente general de una gran compañía.

¿Cómo se mide al 1%?

Alexander Páez, investigador de fundación SOL, asegura que este tipo de encuesta no está mostrando la brecha más profunda, la que está representada por el 1%. “Es importante monitorear a este grupo con datos precisos, ya que se puede establecer relaciones con otro cifras, pero lamentablemente las encuestas no sirven para esto, por lo tanto habría que ocupar otros método para que el Estado pudiese medir de manera más exacta el ingreso de los hogares más ricos”

Benito Baranda, quien formó parte del panel de expertos de la encuesta Casen, también remarcó la importancia de analizar con mayor detalle las diferencias de este porcentaje. “En el 10% hay un promedio que no refleja lo ocurre en la realidad, hay una dispersión muy alta en estos datos”. El experto asegura que el promedio per capita de este grupo, que es de 1.400.000 mil pesos, no aporta mucho debido a la diferencia que se produce dentro del mencionado grupo.

En este grupo, los chilenos tienden a asistir a instituciones privadas para cubrir necesidades como la educación o la salud. Sin embargo, los que se encuentra más cerca del límite inferior, se ven en la obligación de utilizar la deuda para solventar estos. Por el otro lado, los que se ubican en la parte superior pueden darse el “lujo” de poder invertir mayor cantidad de dinero en la educación de los hijos.

El académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile Esteban Puentes, pone énfasis en la importancia de tener datos para, por ejemplo, el debate por la reforma tributaria. “Es necesario saber cual es la distancia entre ese 1% y los que vienen atrás, es importante para ver que hogares necesitan ciertos beneficios que puede otorgar el Estado”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo