Grupos neonazis se "toman" las calles en Alemania y generan fuerte polémica

Los recientes episodios de violencia callejera de la extrema derecha generaron una gran inquietud en la opinión pública alemana.

Por Agencias

Militantes de extrema derecha participaron el domingo en “persecuciones colectivas” contra migrantes en la localidad de Chemnitz, en Alemania, unos actos violentos que se repitieron el lunes en otra manifestación en la misma ciudad, en la que participaron unas 6.000 personas y en la que varios manifestantes hicieron el saludo nazi.

Policía y autoridades alemanas recibieron críticas el martes por la violencia registrada en una protesta de ultraderecha en la ciudad oriental de Chemnitz que causó al menos seis heridos.

La protesta del lunes en la noche, provocada por la muerte de un alemán de 35 años en un altercado con inmigrantes durante el fin de semana, terminó con enfrentamientos entre neonazis y manifestantes de izquierda.

La policía de Chemnitz reconoció que movilizó a pocos policías para cubrir la manifestación, según reportó la agencia de noticias alemana dpa. Las imágenes mostraron a agentes que intentaban evitar que los manifestantes de derecha rompieran las barreras policiales. Los participantes hicieron saludos nazis y cantaron “¡La resistencia nacional se manifiesta aquí!”.

“Sin duda, la historia no se repite dos veces, pero cuando multitudes excitadas de extrema derecha generan agitación en Alemania y que el Estado de derecho se ve sobrepasado por los hechos, esto recuerda un poco la situación de la República de Weimar”, reconocía el semanario alemán Der Spiegel en su página web.

Los recientes episodios de violencia callejera de la extrema derecha generaron una gran inquietud en la opinión pública alemana. Los recientes episodios de violencia callejera de la extrema derecha generaron una gran inquietud en la opinión pública alemana. AP

Semillero de sentimiento antiinmigración 

No es la primera vez que el este de Alemania tiene problemas con la extrema derecha.  Concretamente Sajonia es la cuna de Pegida, el movimiento islamófobo que en 2015, en plena oleada migratoria, consiguió reunir cada lunes a miles de personas contra la "islamización de Occidente".

El estado oriental de Sajonia, donde está Chemnitz, es desde hace tiempo un semillero de sentimiento antiinmigración. El partido de ultraderecha Alternativa para Alemania recibió casi un 25% de los votos en la ciudad el año pasado.

El opositor partido de Los Verdes acusó al ministro alemán de Interior, Horst Seehofer, de avivar ese sentimiento en los últimos meses y pidió que estudie su dimisión ante los actos violentos.

La policía de Chemnitz detuvo a un sirio de 22 años y a un iraquí de 21 por un supuesto delito de homicidio involuntario en la muerte de un hombre alemán tras un festival callejero en la madrugada del domingo.

La fiscal Christine Muecke señaló que el asesinato estuvo precedido por una confrontación verbal que fue a más.

El Consejo Central de Judíos de Alemania condenó la violencia y manifestó que es un “deber civil oponerse a la turba de derecha”.

“Nunca más debe aceptarse en Alemania que la gente sea atacada por sus declaraciones o por sus antecedentes”, aseveró el presidente del consejo, Josef Schuster, en un comunicado.

La canciller alemana, Angela Merkel, criticó también este martes los actos violentos ocurridos en las manifestaciones de la extrema derecha en el este de Alemania, y recordó que “el odio en la calle” no cabe en Alemania. “Hemos visto persecuciones colectivas, hemos visto el odio en la calle, y esto no tiene nada que ver con el Estado de derecho”, afirmó Merkel.

Otra manifestación, la tercera en los últimos días, está prevista este martes por la tarde en Dresden, una ciudad cercana a Chemnitz y la capital del estado de Sajonia, en el que la formación ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) fue la primera fuerza en las elecciones legislativas del año pasado.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo