Migración venezolana sin precedentes desata las alarmas: Perú decreta alerta sanitaria y Brasil moviliza al ejército

La crisis migratoria en Venezuela tiene en jaque a los países vecinos para afrontar la oleada de venezolanos

Por Agencias

Autoridades de los países miembros de la Comunidad Andina, integrado por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, se reunirán “de emergencia” en las próximas horas en la sede de la secretaría general en Lima para armonizar procedimientos para el “ingreso ordenado, seguro y responsable de la masiva migración venezolana” así como la ayuda humanitaria de organismos internacionales, informaron el bloque regional y la cancillería de Perú.

Alerta sanitaria en Perú 

El Gobierno de Perú declaró ayer la emergencia, por 60 días, en zonas de la frontera con Ecuador por el peligro inminente que el incremento de la migración procedente de Venezuela puede suponer para la salud y el saneamiento.

La solicitud de emergencia fue presentada por el Gobierno regional de Tumbes y el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), tras ver “sobrepasada” su capacidad de respuesta ante el ingreso de miles de ciudadanos venezolanos en los días previos al 25 de agosto, cuando entró en vigor la exigencia del pasaporte para acceder a Perú.

El éxodo alcanzó su pico en agosto, cuando ingresaron más de 5.000 venezolanos en un solo día, alentados además por la posibilidad de solicitar el Permiso Temporal de Permanencia (PTP), que les permite trabajar y residir legalmente, el cual podrá ser tramitado únicamente hasta el 31 de diciembre.

 

Brasil: despliegue de Fuerzas Armadas 

El gobierno federal de Brasil decidió aplicar la Ley de Garantía y del Orden en Roraima, que autoriza la actuación de las Fuerzas Armadas en el estado que lidia con un creciente flujo de inmigrantes venezolanos, dijo el martes el ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann.

En los últimos tres años, Roraima, como muchos estados brasileños, se ha convertido en la escena de una intensa batalla territorial entre organizaciones criminales. Durante el mismo periodo, también ha sido puerta de entrada a Brasil de los venezolanos que huyen de la crisis política y económica de su país.

“Lo que vemos es que hay una clara sensación de fragilidad en las instituciones locales para lidiar con el temor de la gente, quienes empiezan a pensar que el estado no tiene ley”, dijo Bruno Paes Manso, investigador del Centro de Estudios de Violencia en la Universidad de Sao Paulo. El centro participó en la formación del Monitor de Violencia.

“Esto lleva a la gente a defenderse por sí mismas… tienes esta percepción: gente que llega de todas partes, el crimen domina, y los homicidios se multiplican en estos contextos”, manifestó.

Pobre y aislado, el estado de Roraima ha pasado apuros para lidiar con el influjo desde Venezuela, donde el colapso de las instituciones y la crisis económica han orillado a 2,3 millones de personas a huir, según cálculos de la ONU. Decenas de miles han llegado a Brasil, en gran parte a Roraima. Muchos viven en las calles y se ha relacionado el brote de sarampión en Brasil a su llegada, con 300 casos detectados en Roraima.

“Brasil no confronta una crisis migratoria. Roraima confronta una crisis migratoria”, escribió este fin de semana la gobernadora del estado, Suely Campos, en un artículo de opinión en el periódico Folha de Sao Paulo.

Base de datos de migrantes compartida

Por su parte, las autoridades de Colombia y Perú, que reciben el mayor número de migrantes venezolanos, anunciaron el martes que compartirán una base de datos sobre los ciudadanos de Venezuela que entran, permanecen y salen de sus países para facilitar la toma de decisiones en política migratoria.

El director de Migración Colombia, Christian Kruger, dijo en rueda de prensa junto al superintendente Nacional de Migraciones de Perú, Eduardo Sevilla, que la información compartida _que incluirá cifras sobre salud, educación y seguridad_ servirá para “implementar mecanismos” para enfrentar una problemática que provoca efectos en la región. Añadió que no tienen contacto con las autoridades migratorias venezolanas, lo cual hace todo más “complejo”.

Sevilla comentó que ingenieros de las agencias migratorias de ambos países trabajan en un sistema de información que permitirá conocer “en tiempo real” los datos que se acumulan en los puestos fronterizos.

Buscamos una migración “ordenada y segura”, dijo Sevilla, quien invitó a Ecuador a unirse a la iniciativa. A la cita de dos días a puertas cerradas también asistió un representante de Brasil como observador, dijo Kruger.

<<Venezuela atraviesa una compleja crisis económica y social agravada por la caída de los ingresos petroleros, la hiperinflación, una severa escasez de alimentos y medicinas, y una fuerte recesión. Las autoridades sostienen que la crisis es consecuencia de una “guerra económica” emprendida por opositores y empresarios.

La crisis económica y social ha desatado una masiva migración de venezolanos por la región. De acuerdo con estimaciones de Naciones Unidas, 2,3 millones de venezolanos han salido desde 2014.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo