"Pobreza menstrual": El problema del que se está haciendo cargo Escocia

El gobierno entregará tampones y toallas higiénicas gratis a todas las estudiantes del país. Es la primera nación que toma medidas para ayudar a quienes no pueden costearse estos productos de higiene íntima.

Por Agencias

"En un país tan rico como Escocia es inaceptable que alguien tenga que sufrir para comprar un producto sanitario básico", señaló la secretaria de Gobierno Local y Comunidades en una visita a la Academia de Ardrossan, Alieen Campbell.

Un estudio de 2017 en el Reino Unido mostró que el 10% de mujeres entre 14 y 21 no puede comprarse productos de higiene femenina como tampones o toallas. Una de cada siete tenía que recurrir a sus amigas para contener su menstruación, mientras que un 12% se había tenido que improvisar una solución para mantener su flujo.

Además el 19% había cambiado los tampones y las toallitas por productos "menos idóneos, pero más baratos". Las cifras también han sido estudiadas por la organización escocesa Women for Independence que, a través de una encuesta, dieron a conocer que las mujeres que sufren la pobreza menstrual han llegado a usar ropa vieja o papel de diario, durante los días de sangrado.

Susannah Lane, Jefa de Asuntos Públicos de las Universidades de Escocia, estuvo presente en la visita de Campbell, y declaró que "es inaceptable que cualquiera tenga que sufrir la vergüenza y la angustia que causa la pobreza menstrual. La menstruación es parte de la vida y no debería ser un punto de inequidad, comprometer la calidad de vida o distraer del tiempo dedicado a estudiar".

Con una inversión de £5,2 millones, el plan busca eliminar los problemas que la "pobreza menstrual" le trae a unas 395.000 estudiantes escocesas, en todos los niveles educacionales.

Adicionalmente, el gobierno escocés también se comprometió a entregar esos productos a las familias con menores ingresos, unas 18.800 personas.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo