¿Por qué se revisarán diariamente los baños públicos en Seúl?

Esta decisión llega después de las protestas por el número récord de mujeres que piden más acción para hacer frente al aumento del voyeurismo en el país.

Por Agencias

La capital y la ciudad más grande de Corea del Sur, Seúl, comenzarán los controles diarios en busca de cámaras ocultas en los baños públicos en respuesta a la creciente indignación pública por una epidemia de "porno de cámara espía".

Corea del Sur se encuentra en medio de una batalla contra los videos filmados secretamente en lugares como los retretes y vestuarios. La policía dijo que se identificaron más de 26,000 víctimas entre 2012 y 2016, pero muchos casos no se denuncian.

La filmación no se limita a los baños públicos, y la epidemia incluye pornografía de venganza, a veces filmada sin el consentimiento de las mujeres, según consigna The Guardian.

El nuevo plan convocará a los 8,000 trabajadores de la ciudad que mantienen y limpian los baños para realizar controles diarios.

Esta decisión llega después de las protestas por el número récord de mujeres que piden más acción para hacer frente al aumento del voyeurismo en el país. Esta decisión llega después de las protestas por el número récord de mujeres que piden más acción para hacer frente al aumento del voyeurismo en el país.GETTY

Una noticia de la agencia Yonhap, recogida por la BBC, revela que hay un departamento gubernamental encargado específicamente de encontrar cámaras ocultas en baños públicos, pero hasta ahora no han dado resultados positivos. Llevan dos años trabajando y no han podido localizar ni un solo dispositivo escondido.

Los propios agentes explicaban al medio británico la dificultad de dar con los infractores ya que a veces colocan y retiran las cámaras en apenas quince minutos. Las cifras hablan por sí solas: aunque han detenido a más de 5000 personas por el uso de cámaras espías, menos del 2 por ciento fueron encarcelados. Apenas un centenar.

Los coreanos han salido en varias ocasiones a la calle a protestar por un problema que ha ido creciendo paulatinamente en el país hasta alcanzar enormes dimensiones. Se estima que más del 80 por ciento de las víctimas de fotos y vídeos pornográficos logrados con estas cámaras son mujeres, y no sólo en baños públicos, también en probadores de tiendas, vestuarios, etc. Un material que termina en Internet sin el conocimiento de sus protagonistas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo