Camiseteados eligió a sus finalistas 2018

Seis postulantes fueron seleccionados para convertirse en el ganador de la tercera edición de la campaña que reconoce los liderazgos locales de personas que transforman positivamente sus entornos en diversas áreas.

Por Daniel Pérez Pavez

Luego de haber evaluado postulaciones de todo el país, el jurado escogió a los seis finalistas que competirán para convertirse en el próximo Camiseteado de Chile.

El jurado lo integran el Ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno; la directora ejecutiva de la Comunidad de Organizaciones Solidarias,Alejandra Pizarro; la presidenta de Asech Alejandra Mustakis, el gerente general de Socialab, Matías Rojas; la directora ejecutiva de Travesía 100, Ximena Abogabir; el director del Canal 24horas, Christian Weinborn; el director de Onemi, Ricardo Toro; la directora de Movidos x Chile Francisca Arellano, y el director de Asuntos Corporativos de Agrosuper, Rafael Prieto.

Khristian Briones, Isabel Pakarati, Constanza del Río, Francisco Barriga, Ernestina González y Carlos Kaiser son los seleccionados de la tercera edición de la campaña, a quienes se les realizará un documental, que será exhibido en las pantallas de TVN, la red de canales de la Fundación Vive Chile y a través de Publimetro TV.

“Nuestra campaña reconoce a ciudadanos que realizan aportes positivos en sus comunidades. Ciudadanos que se comprometen por construir un mejor país”, expresó el creador de la iniciativa, Álvaro Farías.

Camiseteados es una campaña de 4Changemedia, desarrollada con esfuerzo público-privado, reconociendo los liderazgos locales de personas que transforman positivamente sus entornos e inspiran a otros a sumarse a sus causas, en áreas tan diversas como el deporte, la ciencia, el arte o la acción social.

Los Camiseteados y sus proyectos.

Khristian Briones.
A través de su historia de resiliencia y reinserción tras una larga adicción y prontuario delictual, decidió cambiar y transformar su vida liderando la Fundación Dimas, que trabajar con personas de historias similares a la suya.“Estamos ayudando al país, porque la delincuencia nos perjudica a todos. Sacamos a una persona de la delincuencia, lo reinsertamos en la sociedad y le damos una nueva vida”, explicó.

Isabel Pakarati.
Desde la isla de Rapa Nui, esta mujer cuida y vela porque las tradiciones de su tierra no sean olvidadas por las generaciones jóvenes. Isabel es la heredera de una tradición ancestral y familiar muy relevante para la cultura Rapa Nui: el Kai Kai, que recrea cuentos o leyendas, así como también traspasa conocimientos y saberes de generación en generación, mediante la tradición oral, los cánticos y la gestualidad corporal. “Siento como un deber seguir conservando este tipo de tradiciones para que no se pierdan. Es un deber inculcar las tradiciones a los niños y niñas, a las futuras generaciones”, detalló.

Constanza del Río.
Como fundadora y directora de ONG Nos Buscamos, hace cuatro años que trabaja en forma voluntaria para ayudar a las víctimas del tráfico infantil. En esos cuatro años han recibido más de tres mil casos y han realizado 31 encuentros, que se traducen en 62 familias que lograron reencontrarse.

Carlos Kaiser.
Siendo una persona en situación de discapacidad, ha dedicado cada día, junto a su esposa Loreto, a trabajar por un mundo inclusivo. Carlos es finalista de la categoría especial “En emergencias”. Desde el respeto de sus derechos, de la autonomía y de la dignidad de las personas con discapacidad en la gestión del riesgo de desastres, Carlos ha participado en múltiples seminarios a nivel nacional y ha liderado las temáticas de inclusión para personas con discapacidad.

Ernestina González.
Presidenta de la Agrupación de Familiares y Amigos de personas con Discapacidades Psiquiátricas en Rancagua. “Me siento una persona que podría seguir trabajando por esta causa, me siento bien empoderada en el asunto”, admitió. Ernestina es una mujer de 79 años, que pese a su jubilación decidió continuar como dirigenta social.

Francisco Barriga.
Como oncopediatra instaló la necesidad de abogar por una ley que le permitiera a los padres de hijos con cáncer obtener una licencia médica para poder cuidar de ellos. Hoy la Ley Sanna es una realidad: “Ésta es mi vocación, me pongo la camiseta por mis pacientes porque ellos son lo primordial para mí. No soy de esos médicos que llegan, recetan un tratamiento y se van”, explicó Barriga.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo