Azotan a lesbianas por intentar tener relaciones sexuales en un auto en Malasia

Dos mujeres declaradas culpables de intentar tener relaciones sexuales fueron azotadas en el conservador estado nororiental de Terengganu en Malasia, en el primer castigo de este tipo.

Por Agencias

Dos mujeres musulmanas en Malasia fueron azotadas públicamente cuando estaban sentadas ante el juez islámico que las juzgaba. Ambas mujeres fueron declaradas culpables bajo las leyes islámicas de intentar tener relaciones sexuales y por ello recibieron seis golpes de bastón en la espalda por parte de dos oficiales de prisiones.

Más de 100 personas fueron testigos de los azotes en un tribunal de Sharia en el estado de Terengganu, en el norte del país. El vicepresidente de la Asociación de Abogados Musulmanes, Abdul Rahim Sinwan, dijo que bajo las leyes islámicas este castigo no es doloroso ni severo y que estaba destinado a educar a las mujeres para que se arrepintieran.

Los agentes encargados de hacer cumplir la ley de la sharia en Terengganu identificaron a las dos mujeres que intentaban participar en actos sexuales en un automóvil en abril.

Las dos mujeres fueron multadas por el alto tribunal de la sharia el 12 de agosto, después de que se declararon culpables de cometer musahaqah o relaciones sexuales entre mujeres.

Los jueces ordenaron que se les azotara seis veces y se les impusiera una multa de 3,300 ringgits malasios (£ 619).

Incremento de la intolerancia contra la comunidad LGTBI

Por su parte, la organización no gubernamental Amnistía Internacional ha dicho que la aplicación de la sentencia supone "un día espantoso" para los Derechos Humanos" en el país asiático.

"Infligir este brutal castigo a dos personas por intentar mantener relaciones sexuales consensuadas es un atroz revés a los esfuerzos del Gobierno por mejorar su historial de Derechos Humanos", ha manifestado Rachel Chhoa-Howard, investigadora de la ONG en Malasia.

En esta misma línea se han expresado los grupos locales Justicia para las Hermanas y Hermanas en Islam, quienes han pedido una revisión de las leyes que permiten que las mujeres sean latigadas o azotadas.

"Lo que ha tenido lugar (…) es un grave error y una parodia de la justicia", han resaltado, en medio del aumento de las preocupaciones por el incremento de la intolerancia contra miembros de la comunidad LGTBI en el país.

Malasia, con 32 millones de habitantes, cuenta con un doble sistema legal en el que las leyes civiles conviven con las doctrinas marcadas por la comunidad islámica e incluso por las familias. La sodomía es un delito castigado con hasta 20 años de cárcel, aunque su aplicación no es frecuente.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo