"Un embarazoso problema": se le atoró un consolador de casi un metro de largo y los médicos debieron inventar una herramienta para extraerlo

El juguete sexual se le incrustó en el colon.

Por Dannae Arias

Un desafortunado paciente debió ser intervenido de urgencia luego de que un consolador de 58 centímetros se quedara atorado dentro de su ano luego de una noche de borrachera.

Pese a que intentó retirar el consolador en casa, decidió pedir la ayuda de expertos 24 horas después del “incidente”.

Al llegar al Gran Hospital Metropolitano ASST en Niguarda, Italia, el sujeto de 31 años le dijo a los médicos que sentía un leve dolor abdominal, por lo que estaba preocupado.

Luego de realizarle una prueba de rayos X, quedó al descubierto la razón de su dolor: el objeto erótico estaba instalado en su colon.

Los doctores intentaron retirar el dildo insertando un tubo y un sistema de agarre, pero no les fue posible extraerlo. Y claro, debido a la "suavidad y tamaño del objeto",  ninguna de las herramientas médicas tradicionales fue capaz de agarrar el juguete. 

De esta forma, los creativos doctores debieron improvisar; usaron un cable médico a través de un catéter para engancharse y lograr retirarlo creando una suerte de “soga” en el extremo.

Finalmente pudieron insertar el sistema de agarre en el colon el hombre y retirar el consolador.

Trascendió que luego de esto, el hombre escribió una carta dirigida a los doctores que lo ayudaron a resolver su “embarazoso problema” sin cirugía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo