Proyecciones del Banco Central: el fantasma de la guerra comercial llegó a Chile

Si bien se mostró una corrección al alza del crecimiento económico de 2018, el recorte para el año 2020 y el precio del cobre se explican por el conflicto entre Estados Unidos y China.

Por G.A./Publimetro

Una importante corrección al alza en el crecimiento de la economía y un buen augurio de inversiones. Esa fue la proyección que presentó el Banco Central (BC) en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de ayer, que estima que la economía chilena cerrará 2018 con un crecimiento de entre el 4 y el 4,5%.

“Hemos avanzado en crear un clima que permita un avance significativo de la inversión (…) este es el gran sustento de esta aceleración", valoró con orgullo el Gobierno, en la voz del ministro de Economía José Ramón Valente.

Ese dato vistoso y auspicioso, sin embargo, tapó dos detalles no menores. Primero,  que las proyecciones para el crecimiento en 2020 se recortaron, y segundo, que el precio del cobre de este año y los dos siguientes se corrigieron a la baja. ¿Cuál es el denominador común de estos síntomas? Uno solo: la guerra comercial, que por primera vez se traduce en los papeles del Banco Central.

"Lo que más llama la atención es el optimismo del Banco Central", dice Manuel Rivera, académico de la Universidad Central. El economista hace referencia a los cálculos de junio, en que el BC situaba el crecimiento de Chile entre un 3,25 y 4%, cosa que ahora rectificó con una expectativa de hasta el 4,5%.

En base a ese antecedente, comenta Rivera, hace surgir una pregunta: "¿de verdad ya se absorbieron los efectos de la guerra comercial? Para ser justos, se ve una economía ordenada, pero hay que saber si se sopesaron todos los ángulos de la crisis argentina, el precio del cobre, los problemas entres Estados Unidos y China, porque la economía no se ha estabilizado aún", opina. Es más, gran parte del informe se refiere a la guerra comercial, diciendo que "el conflicto comercial podría afectar a Chile a través de varios canales". Entre ellos, dice el IPoM, la "reducción del crecimiento de los socios comerciales", "una reducción sostenida del precio del cobre" y "peores términos de intercambio, una depreciación del peso y menores perspectivas de crecimiento".

Próximos dos años

Para 2019 los cálculos quedaron más o menos parecidos: entre 3,25 y 4,25% de crecimiento. Sin embargo, para 2020 la estimación se recortó, ya que en junio se pensaba que rondaría entre el 3 y 4% pero ahora en septiembre el banco situó la expectativa entre el 2,75 y 3,75% de crecimiento. Alejandro Alarcón, economista de la Universidad de Chile, explica que las positivas proyecciones de 2018 se deben al aumento de la cifra de inversión. "Pero su estimación de 5% es muy conservadora, yo diría que está entre el 6 o 7%", afirma.

Entonces, y si todo anda mejor de lo esperado, ¿qué explica las menores expectativas económicas para 2020? "Creo que aquí la preocupación es el precio del cobre a un par de años", dice Alarcón. Si bien el banco estimó que la proyección del cobre de este año y el próximo sería de 2,95 y 2,85 dólares la libra, el economista señala que, según sus cálculos, el valor podría no superar los 2,6 o 2,7 dólares la libra. "Esto es exclusivamente efecto de la guerra comercial. Eso puede continuar así. Ahora Trump incluso está amenazando Canadá y está amenazando con nuevos impuestos arancelarios a China de hasta 200 mil millones de dólares", agrega Alarcón.

Eso sí, y pese a los primeros síntomas del conflicto internacional en Chile, ambos economistas ven al país lo suficientemente protegido de los efectos más graves de la crisis. "Al principio todos los gatos en la noche son negros, pero Chile es uno de los países emergentes con mayor solvencia y pronto los inversionistas lo terminan advirtiendo", dice Alarcón. "Comparativamente, estamos bien para enfrentar la crisis, solo queda monitorear el precio del cobre y confirmar el optimismo del Banco Central", agrega Rivera.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo