Por qué los liderazgos femeninos podrían ser más efectivos

Formas más democráticas y participativas destacan entre las características, según especialistas.

Por Publimetro

Según las últimas estadísticas del INE y otras instituciones a nivel nacional, la desigualdad de género en el ámbito laboral sigue siendo un problema en Chile.

Las mujeres reciben un 32% menos de ingresos que los hombres, y los trabajos a los que suelen acceder se caracterizan por ser menos gratificantes y entregar menos oportunidades de control, uso de habilidades y liderazgo.

Respecto a esto último, una encuesta realizada a más de 400 profesionales por Robert Half, empresa especializada en reclutamiento, y Women In Management (WIM), organización que busca fomentar la equidad de género, concluyó que gran parte de la problemática está dada por la cultura que existe al interior de las empresas y la percepción de los trabajadores, pues al medir ciertos aspectos las respuestas suelen ser mayormente alentadoras.

La cofundadora y directora de WIM, Valentina Suárez, explicó que, al contrario de lo que se podría pensar, existe evidencia de que no son los liderazgos masculinos, sino aquellos que combinan estilos, los que tienen mayor efectividad en los tiempos actuales. Incluso, podrían ser más adecuados los liderazgos tradicionalmente entendidos como “femeninos”. La investigación reveló que el 61% de las encuestadas están en completo desacuerdo con que el liderazgo femenino sea menos eficiente.

“Asimismo nos dimos cuenta que las leves diferencias identificadas por la literatura en los liderazgos femeninos son positivas en varios sentidos. Algunos estudios sostienen que las mujeres destacan más que los hombres en formas de liderazgo más democráticas y participativas”, manifestó Suárez.

Al consultar por estereotipos sobre estilos de liderazgo, ambos géneros perciben que los equipos de empleados, ejecutivos y directivos tienen mejor desempeño cuando son mixtos, sin declarar que el liderazgo femenino es menos eficiente.

“No pasa por un tema de capacidades o eficiencias, independiente de quién lidere, lo importante son las características personales y cómo la persona se puede desarrollar o guiar a un equipo de trabajo”, aclaró la directora de Robert Half en Chile, Karina Pérez.

“Esta es una oportunidad para las empresas para que revisen sus procesos y formatos de selección de personas, y descubrir si en efecto están incluyendo formas de liderazgo de carácter diverso o siguen limitándose a los tradicionales. Asimismo, podrían aprovechar el impulso y realizar cambios para incorporar a mujeres en la alta dirección”, aconsejó Pérez.

Atributos por género

Según reveló el estudio, no existen mayores diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a la valorización de los atributos para ser un buen líder, destacando en ambos casos la empatía, la seguridad y la valentía, entre otras. A pesar de esto, existen claras diferencias en la percepción de estas cualidades según género.

Entre los atributos más asociados a lo femenino se encuentran la afectuosidad, sensibilidad y agradecimiento, mientras los masculinos se relacionan con la ambición y actitudes más dominantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo