Transantiago le dice adiós torniquete mariposa: exigirán buses sin barreras, con aire acondicionado y cargador USB

Este martes se presentaron las exigencias generales para la renovación del 50% del sistema. Se pedirá que las nuevas empresas incluyan a la mujer y mejoren experiencia de viaje.

Por Jaime Liencura

Tener buses de alto estándar. Esos los planes que tiene el Ministerio de Transportes, organismo desde donde esperan que a mediados de 2019 ya pueda convivir el nuevo sistema con el que ya todos conocen. Ello pues este martes se presentaron los contenidos esenciales para la licitación, proceso clave para cambiar 50% de la flota actual de buses. ¿Novedades? El torniquete mariposa se va para siempre y se busca la llegada de buses con aire acondicionado, cámaras y cargador USB.

El cambio de visión parte con la división de las actuales "unidades de negocio" que deben ser cambiadas que en total suman cuatro. Con la licitación aumentarán en diez. ¿En simple? Conseguir que los operadores se encarguen de zonas más pequeñas para asegurar así mejores resultados en su operación.

Asimismo, los contratos también se dividirán: por una parte estarán las compañías dueñas de las máquinas y por otra, las empresas que operarán esos buses. La idea es pactar tratos de cinco años con los operadores y no los de diez actuales. De esta forma, si un operador no funciona, se pueda cambiar por otro sin tener que echar mano al material rodante.

Es en esta materia en que se exigirá a los dueños de las máquinas que todas vengan con aire acondicionado, cargadores USB, cámaras de seguridad, además de una cabina que separe al conductor de los pasajeros.

También se eliminará el odiado torniquete mariposa y se privilegiarán las zonas pagas para disminuir la evasión. De hecho, se intenta que sean las mismas empresas las que busquen soluciones para evitar que esas cifras sean tan altas.

Paraderos

Cabe mencionar que el cambio busca renovar 3 mil buses de los 6.500 que existen actualmente. Pero no es todo pues la comodidad no sólo se buscará al interior de los buses, sino que también en los paraderos.

Ello pues se buscará que los pasajeros no caminen más de dos mil metros para llegar a un paradero y se trabajará en multar a los operadores que tengan altos índices de buses que no se detienen en los lugares que deben.

Integración de la mujer

Cabe mencionar que con el objetivo de aumentar la participación femenina en la vida del Transantiago, la ministra del ramo, Gloria Hutt pedirá que en las bases de licitación se considere como un punto a favor la contratación de mujeres en las empresas que buscarán quedarse con la operación de las líneas. No es todo: se espera que el número mínimo exigido irá aumentando gradualmente con el pasar de los años.

Declaraciones

Para la ministra Gloria Hutt, “la licitación es una oportunidad que nos permite avanzar en el cambio estructural, pero gradual, del sistema de transporte público de pasajeros de Santiago, ubicando como eje central a las personas y sus necesidades de movilidad. Con estos cambios propiciamos establecer nuevas exigencias a los operadores de buses, que mejorarán la calidad de vida de millones de usuarios y permitirán el desarrollo de una ciudad dinámica, más amigable, limpia y humana”.

Fernando Saka, director de Transporte Público Metropolitano, explicó que “las nuevas bases permiten responder a la permanente petición de los usuarios, tales como disponer de más opciones de transporte, una mejor calidad de servicio, certezas en sus tiempos de viajes y buses de mayor estándar y amigables con el medio ambiente. Además.,la creación del proveedor de flota faculta al sistema gestionar directamente la compra de buses, privilegiando siempre las tecnologías necesarias para que las personas tengan una mejor experiencia de viaje”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo