"Se me olvidó todo y lo que no... también": Álvaro Corbalán da mensaje por los 45 años del golpe de Estado

"La situación actual del país es preocupante y tiene similitudes temerarias a lo vivido antes del 1973", aseguró el ex CNI.

Por Christian Monzón

El ex agente de la CNI Álvaro Corbalán, quien se encuentra recluido en Punta Peuco a más de 150 años de prisión por diversos crímenes de lesa humanidad, escribió una carta de cinco carillas en el marco de los 45 años del golpe de Estado, fecha que para él es "una victoria".

Al respecto, defendió a los participantes de la dictadura, ya que de acuerdo a su versión, "sacaron adelante un país que se recibió en la ruina moral, económica, política y social más grande de los que se tenga memoria".

En la misiva, que fue dada a conocer por La Tercera, lamentó que tanto él como otros reos condenados por violaciones a los derechos humanos, sigan siendo enjuiciados, señalando que no son "un peligro para nadie", agregando que en las acciones judiciales se busca "eternizan la venganza y el revanchismo, con la ficción de presuntos 38 mil torturados que sólo buscan prebendas económicas y sustentan sus denuncian en falsedades".

En ese sentido, manifestó que se está "ejecutando una venganza anacrónica e injusta" y apunta directamente a los políticos. "La izquierda es lapidaria y mentirosa, y la derecha, insolidaria, cobarde y temerosa, es decir, tuertos con el ojo izquierdo y tuertos con el ojo derecho. La DC ha perdido el equilibrio de su tolerancia de centro", expresó.

"Pinochet evitó una guerra civil y dos guerras con nuestros vecinos y que gracias a la DINA y CNI se frustraron numerosos atentados de terrorismo", indicó.

Sobre su día a día en prisión, Corbalán señaló que pasa sus jornadas tocando la guitarra, el teclado y leyendo, viviendo una "soledad atareada". También manifestó su disponibilidad de ir a tribunales cada vez que sea necesario, pero con una condición: "no para declarar".

En ese punto, aseguró que llegó "a un hastío absoluto con la justicia, se me olvidó todo y lo que no… también. Fue lo mismo asumir o dejar establecido las cosas en que no tuve injerencia porque igualmente estaba elegido para ser culpable".

"Mientras el sol gobierna los campos y la luna rige los mares, sigo perseguido, pero jamás abatido. La salud me falta la edad, el bien ausente se siente, el olvido aniquila y hasta mi ángel de la guarda a veces me cuesta ubicarlo. Dios ha estado muy fugitivo, pero gracias a él sigo aceptando lo inexplicable", detalló.

Además, calificó de "descalificaciones livianas" las acusaciones en su contra, precisando que estas son de personas que estaban tras un escritorio mientras "oía silbar las balas de las armas terroristas a las que tuve la responsabilidad y la orden de combatir".

Por último, se refirió al momento que vive Chile, expresando que "la situación actual del país es preocupante y tiene similitudes temerarias a lo vivido antes del 1973".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo