No era una alarma alienígena: Observatorio solar de Nuevo México fue cerrado por culpa de un conserje

Tampoco era un correo con Anthrax.

Por Dannae Arias

Luego de dos semanas de misterio, por fin las autoridades estadounidenses explicaron qué fue lo que sucedió en el observatorio solar Sacramento Peak de Nuevo México.

Recordemos que el pasado 6 de septiembre y debido a un “problema de seguridad”, el Observatorio Solar Nacional de Nuevo México fue abruptamente cerrado.

El suceso causó pánico a nivel mundial pues durante el inusual operativo fue evacuado todo el personal del recinto y por su parte, las autoridades no entregaron una versión oficial sobre lo ocurrido.

Decenas de teorías conspirativas comenzaron a circular en internet, lo que fue en incremento debido a la poca información que poseía la gente aludida.

Tal fue el hermetismo que el mismo líder de la policía local, Benny House, admitió a la cadena ABC 7 que "El FBI se niega a decirnos qué está pasando aquí. Están aquí y no hablan de sus intenciones”.

¿Qué ocurrió en el observatorio solar?

Hace tres días, la Asociación de Universidades para la Investigación de Astronomía en EEUU (AURA) emitió un comunicado en donde aseguraban que “AURA ha estado cooperando con una investigación policial en curso sobre una actividad criminal que ocurrió en Sacramento Peak. Durante este tiempo, nos preocupamos de que un sospechoso en la investigación pudiera representar una amenaza para la seguridad del personal y los residentes locales.

AURA determinó que mover la pequeña cantidad de personal en el sitio y residentes fuera de la montaña era la medida más prudente y efectiva para garantizar su seguridad.”

Y si bien esta respuesta sólo generó más dudas, dicha actividad criminal tenía una explicación lógica: era un caso de pornografía infantil, tal como lo informó la agencia Reuters.

Un agente de la Oficina Federal de Investigaciones escribió en la declaración jurada que estaba "investigando las actividades de una persona que estaba utilizando el servicio de Internet inalámbrico del Observatorio Solar Nacional en Sunspot, Nuevo México, para descargar y distribuir pornografía infantil", informó el medio citado.

Según una orden de registro emitida el pasado 10 de septiembre, agentes encubiertos del FBI hallaron tres direcciones IP registradas dentro del lugar en las que descargaron y distribuyeron material pornográfico protagonizado por menores de edad.

Trascendió que esta actividad fue captada en julio de este año, lo que llevó a las autoridades a contactarse con el director del observatorio.

De este modo descubrieron que una de las IP correspondía a un acceso inalámbrico ubicado dentro del Telescopio Dunn y que las descargas ocurrían entre las 5:30 y 6 pm.

Luego, a finales de agosto el jefe del lugar encontró un computador negro escondido en las instalaciones.

Resultó ser un conserje que trabajaba ahí desde hace un año y que se cree, utilizó el wi fi de las instalaciones para cometer los delitos.

Después de que el portatil desapareciera, el sujeto se sintió aludido, razón por la que su personalidad comenzó a cambiar hasta el punto de asegurar que "creía que había un asesino en serie en la zona, y que tenía miedo de que el asesino pudiera ingresar a las instalaciones y ejecutar a alguien", asegurando que "era solo cuestión de tiempo antes de que la instalación recibiera un golpe".

Según The Washington Post, su comportamiento errático llevó a la administración del observatorio a evacuarlo sin la intervención del FBI.

Luego del cierre del lugar, el 14 de septiembre, la casa del sujeto fue allanada extrayendo de ella tres celulares, cinco computadores portátiles, un iPad, un disco duro externo, 16 memorias USB, 89 discos compactos, entre otros objetos.

Pese a ello aún no presentado cargos contra el conserje, razón por la aún no se ha dado a conocer su identidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo