La firma del zorro se hizo realidad: Tras tres años de investigaciones se resuelve el misterio del asesino serial de gatos en Inglaterra

La Policía Metropolitana anunció sus hallazgos hoy luego de investigar cientos de mutilaciones de gatos reportadas en Croydon

Por Agencias

La Policía de Inglaterra había confirmado que  buscaba desde el año 2015 a un sospechoso de haber matado a unos 400 gatos y otros pequeños mamíferos.

El sargento Andy Collin, del barrio londinense de Croydon, donde empezaron las muertes de los animales, indicó que "se investigan varias pistas" y los agentes están "abiertos" ante cualquier sospechoso.

La Policía trabaja en colaboración con las asociaciones de protección de animales RSPCA y Snarl, que han hecho un seguimiento de los sucesos y han contribuido a detectar el "modus operandi" del delincuente. Los animales son brutalmente desmembrados y hallados por sus propietarios y vecinos.

Según Tony Jenkins, fundador de Snarl, posiblemente se trate de un solo autor. "Si hay más de uno, es más probable que sea un trabajo colaborativo que la obra de asesinos que se copien. Vemos las mismas heridas, y deja una firma", explicó.

Jenkins dijo que "a juzgar por cómo dispone los cadáveres", tras matar de un golpe y mutilar con un objeto punzante al animal, el "psicópata", se queda en los alrededores para ver la reacción de las personas.

La investigación policial se conoció como la Operación Takahe y los amantes de los animales en algún momento ofrecieron una recompensa de £ 10,000 por información que conduzca a la captura de un asesino humano. El misterio  desencadenó la especulación de que las mutilaciones pueden ser parte de un ritual satánico, e incluso que el asesino puede recurrir a atacar a los humanos.

Así hablaban del supuesto asesino serial de gatos, pero, después de  tres años y medio de investigaciones, Scotland Yard concluyó  que tras el examen de docenas de animales muertos, es improbable que los humanos hayan sido responsables de los homicidios y que los culpables más probables eran zorros u otros animales carroñeros.

La policía dice que no se encontró evidencia de participación humana en ninguno de los casos reportados. No hubo testigos, ni patrones identificables ni pistas forenses que apuntaran a la participación humana. Se tomaron declaraciones de testigos, pero no se identificó ningún sospechoso.

Este jueves, la policía reveló que el avance se produjo en abril de 2017, a través de imágenes de CCTV. "Una mujer en el norte de Londres describió cómo en abril de 2017, después de encontrar el cuerpo mutilado de un gato en su jardín, revisó CCTV y vio a un zorro llevar la cabeza del gato a su jardín", dijo el Met.

"En junio de 2017, se encontró la cabeza de un gato en un patio de la escuela en Catford. CCTV mostró un zorro llevando la cabeza al patio de recreo. En julio de 2017, un testigo encontró el cuerpo de un gato sin cabeza o cola junto a su propiedad. Sospechando que el gato había sido colocado allí, ella revisó CCTV y vio a un zorro soltar al gato en la posición en la que se encontró ".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo