Papa Francisco aceptó renuncias de obispos de Chillán y San Felipe

Junto con aceptar la renuncia de Monseñor Carlos Pellegrín y de Monseñor Cristián Contreras Molina, el Pontífice nombró administrador apostólico sede vacante de Chillán al sacerdote de los Sagrados Corazones Sergio Pérez de Arce y administrador apostólico sede vacante de San Felipe al sacerdote Jaime Ortiz de Lazcano, hasta ahora vicario judicial de Santiago.

Por Nathaly Lepe

La Nunciatura Apostólica en Chile confirmó este viernes que el Papa Francisco aceptó las renuncias de los obispos de Chillán y San Felipe, Carlos Pellegrín Barrera y Cristián Contreras Molina, respectivamente, ambos investigados por presuntos abusos sexuales a menores.

A través de un comunicado, la Nunciatura Apostólica en Chile informó que el Santo Padre nombró:

– Administrador Apostólico, sede vacante ad nutum Sanctae Sedis, de la diócesis de San Bartolomé de Chillán al Padre Sergio Pérez de Arce Arriagada, SS.CC. (congregación de los Sagrados Corazones), hasta ahora Rector de la iglesia de los Sagrados Corazones de Valparaíso;
– Administrador Apostólico, sede vacante ad nutum Sanctae Sedis, de la diócesis de San Felipe al Pbro. Jaime Ortiz de Lazcano Piquer, hasta ahora Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico de Santiago.

Quiénes son los nuevos administradores apostólicos

De acuerdo a la información entregada por la Nunciatura, el padre Sergio Pérez de Arce Arriagada nació en Quillota el 26 de agosto de 1963. En la congregación de los Sagrados Corazones profesó sus primeros votos el 2 de marzo de 1985 y fue ordenado sacerdote el 15 de diciembre de 1990 en Valparaíso. Ha sido formador y asesor de diversos colegios y pastorales juveniles. En la actualidad estaba a cargo de la capellanía del Patronato SS.CC., y del templo Sagrados Corazones en Valparaíso. Fue Superior provincial de la Congregación entre 2005 y 2011.

Pérez de Arce presidió la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile entre 2011 y 2014, período en el que integró el Consejo Nacional de prevención de abusos y acompañamiento de víctimas, organismo de la Conferencia Episcopal. En 2018 fue nombrado en la provincia chilena SS.CC. como Delegado para la recepción de denuncias de abusos.

Por su parte el presbítero Jaime Ortiz de Lazcano Piquer nació en Pamplona, España, el 9 de agosto de 1969. El 25 de abril de 1999 fue ordenado sacerdote en la basílica de San Pedro, en el Vaticano, por la imposición de manos del Papa Juan Pablo II. Es Licenciado en Filosofía, Teología Bíblica y Derecho Canónico. Es sacerdote diocesano incardinado en Roma e integrante del Camino Neocatecumenal. En la arquidiócesis de Santiago fue párroco de los Santos Apóstoles, en Recoleta, durante los últimos 16 años. Fue juez del Tribunal Interdiocesano y entre 2008 y 2011 se desempeñó como Presidente del Tribunal Nacional Eclesiástico de Apelación, de la Conferencia Episcopal de Chile. Desde 2011 hasta la actualidad se desempeñaba como vicario judicial del Arzobispado de Santiago.

Con estos dos nombramientos, de las 27 jurisdicciones eclesiásticas, ocho de ellas se encuentran en situación de sede vacante y a cargo de administradores apostólicos: San Felipe, Valparaíso, Rancagua, Talca, Chillán, Valdivia, Osorno y Puerto Montt.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo