La NASA ha detectado dos candidatos para mundos alienígenas similares a la Tierra

El satélite Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS) de la NASA ya ha encontrado dos planetas candidatos.

Por Agencias

La NASA ha detectado dos candidatos para mundos alienígenas similares a la Tierra

Los dos planetas candidatos se llaman Pi Mensae c, orbitando la estrella enana amarilla Pi Mensae, a poco menos de 60 años luz de la Tierra; y LHS 3844 b, orbitando la estrella enana roja LHS 3844, a cerca de 49 años luz de distancia.

TESS realizó sus primeras observaciones de prueba el 25 de julio (y logró obtener algunas fotos muy buenas de un cometa pasante), y sus primeras observaciones científicas oficiales comenzaron el 7 de agosto

Los datos de estos dos posibles planetas habitables fueron recabados entre el 25 de julio y el 22 de agosto, y fueron obtenidos usando cuatro poderosas cámaras ópticas que están apuntadas hacia una franja específica del universo.

Ambos planetas parecen ser parecidos a la Tierra y rocosos, pero ninguno es habitable de acuerdo con nuestras pautas: ambos están demasiado cerca de sus estrellas para el agua líquida.

Pi Mensae c, el  primer planeta anunciado, es una súper-Tierra, registrando un poco más del doble del tamaño de la Tierra. Está muy cerca de Pi Mensae: orbita la estrella en solo 6,27 días.

Un análisis preliminar indica que el planeta tiene un núcleo de hierro rocoso y también contiene una proporción sustancial de materiales más ligeros, como agua, metano, hidrógeno y helio, aunque necesitaremos un estudio más detallado para confirmarlo.

También tiene un hermano: no es el primer objeto que se encuentra en órbita alrededor de Pi Mensae. Ese honor va para Pi Mensae b , un enorme planeta con 10 veces la masa de Júpiter descubierta en 2001. Está mucho más lejos que Pi Mensae c, en una órbita de 2.083 días.

Por otro lado, LHS3844b es un poco más pequeño, clasificado como una "Tierra caliente". Es un poco más de 1.3 veces el tamaño de la Tierra, y en una órbita increíblemente ajustada de solo 11 horas. Dado que los dos están muy juntos, es muy probable que el planeta sea bombardeado con demasiada radiación estelar para retener una atmósfera.

TESS necesita un poco de tiempo para recopilar datos suficientes para identificar un exoplaneta. Al igual que su predecesor Kepler, escanea y fotografía una región del cielo varias veces, buscando cambios en el brillo de las estrellas en su campo de visión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo