¿Cómo llegar a fin de año?

Por Sergio Tricio
  • Gerente general de Ruvix

Cuando se trata de ingresos y planificación del presupuesto mensual, a muchas familias en nuestro país les cuesta llegar a fin de mes, ya que las necesidades son múltiples y los recursos son escasos.

Ahora, tras unas extensas Fiestas Patrias y con los ojos puestos en las de fin de año y las vacaciones, el desafío es mayor, ya que debemos planificar muy bien nuestro presupuesto para llegar de la mejor manera a la última parte de este 2018.

En finanzas personales, partimos de la base que los gastos deben ser menores a los ingresos e idealmente ahorrar, aproximadamente el 10% de nuestros ingresos. En consecuencia, el ahorro que logramos mes a mes nos puede servir para financiar los gastos extra como los regalos de Navidad o unas vacaciones, pero bien sabemos, no siempre somos tan buenos planificando nuestras finanzas.

Si ya venimos arrastrando un déficit a lo largo del año, entonces no deberíamos tener gastos extra y deberíamos suprimir las vacaciones, pero nuevamente, no somos tan racionales e igual nos damos ciertos gustos. En ese contexto, para financiar un déficit y asumiendo que muchas familias puedan estar arrastrando deudas, es importante evaluar las diferentes opciones y tomar la mejor decisión posible.

Para financiar un déficit y asumiendo que muchas familias puedan estar arrastrando deudas, es importante evaluar las diferentes opciones y tomar la mejor decisión posible

Algunos de los errores comunes en el ámbito del endeudamiento es la compra de cartera, ya que en muchas ocasiones, nos dejamos llevar por el atractivo de juntar varias deudas en una sola y con un gran incentivo como es la disminución de la cuota. El error está en que generalmente tenemos créditos en etapas avanzadas, como por ejemplo, el haber pagado 24 de 36 cuotas, siendo poco eficiente refinanciar esa deuda cuando ya los intereses son prácticamente inexistentes.

Otra equivocación son los avances en efectivo, que al estar disponibles, al alcance de un click, muchas veces tienen tasas de interés muy elevadas, porque no se exigen mayores documentos y garantías, ya que es sólo una oferta en función del comportamiento de pago del cliente.

Y por último, otro error es el financiamiento automotriz, que en su gran mayoría tienen altas tasas de interés. En el último tiempo hemos podido apreciar las ventas récord en el rubro, con muchas facilidades de financiamiento y pequeñas cuotas a pagar, sin embargo, pocas veces se toma en consideración el costo financiero.

En todos los casos es importante fijarse en la Carga Anual Equivalente (CAE) que no supere el 20% y más aún si es por un plazo superior a los tres años.
Por otra parte, refinancie los costos financieros más elevados, como el uso de la tarjeta y línea de crédito, en conjunto con deudas que hayan sido adquiridas a elevadas tasas y que no superen los 6 meses de pago.

Sin embargo, para llegar de buena manera a fin de año, más allá de ordenarse en el ámbito de las deudas, preocúpese de financiar sus gastos habituales con sus ingresos fijos y sólo permítase darse gustos con los ingresos variables o con ahorro, ya que los costos financieros, para estos casos, siempre se terminan pagando caro.

 

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo