Más agresiva y renunciando al diálogo: comenzó la "fase dos" de la guerra comercial entre Estados Unidos y China

Washington hizo valor los nuevos impuestos por US$200 mil millones a bienes chinos. Beijing respondió con otros US$60 mil millones para su rival.

Por Publimetro

A primera hora de hoy se dio inicio a la fase dos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, cuando ambas potencias mundiales se propinaron a primera hora el golpe mutuo más fuerte entre sí.

A eso de las una de la mañana y un minuto, hora de Chile, (04:01 GMT) desde la Casa Blanca hicieron valer los US$200 mil millones en nuevos impuestos al 10% de los bienes chinos importados que Donald Trump anunció la semana pasada. Pocos minutos después, Beijing respondió con otros US$60 mil millones en respuesta, a cobrarse a los productos norteamericanos que terminan en suelo chino.

Esto da inicio a la fase dos de la guerra entre las dos mayores potencias económicas del orbe. Antes, el país del norte ya había impuesto 50 mil millones de dólares en tasas arancelarias al gigante asiático, mientras que éste hizo lo propio con 16 mil millones en impuestos a los bienes norteamericanos.

Murió el diálogo

La nueva etapa del conflicto tiene condimentos que vaticinan mayor violencia que en un comienzo. Primero, porque las medidas arancelarias son aún más agresivas que antes y, segundo, porque la disputa pasó a ser una guerra sorda.

Cuando Trump anunció los nuevos impuestos, Beijing decidió cancelar el viaje de la delegación a Washington que incluiría al primer vice primer ministro chino para llegar a un entendimiento en la guerra comercial. A eso se suma que hoy, tras oficializarse la medida de la Casa Blanca, el gobierno chino dijo que se "descartan nuevas negociaciones bajo la amenaza de nuevas tarifas".

Por su parte, Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU., dijo ayer que “la guerra comercial de China contra Estados Unidos ha durado años. He aquí lo que es diferente en esta Administración: en la medida en que uno quiera llamar a esto una guerra comercial, estamos decididos a ganarla”.

Fase tres

A la espera de como responden los mercados y las economías emergentes, la amenaza de que el conflicto continúe escalando es tangible. Desde Washington evalúan imponer otros US$267 mil millones, lo que terminaría cubriendo gran parte del total de los productos que China envía a ese país. Y por el otro bando, además, la actitud reaccionaria podría quedar de lado, ya que también evalúan una táctica arancelaria inversa: reducir los impuestos de importación para todos los países del mundo, excepto para su rival.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo