Trump espera nueva cita con Kim Jong-un: "Parece que tendremos una segunda cumbre muy pronto"

Las declaraciones fueron realizadas por el presidente estadounidense ante la Asamblea General de la ONU

Por AP

Ante el peligro que presenta la amenaza nuclear de Corea del Norte, el presidente Donald Trump llegó el lunes a la ONU con un tono menos pesimista que el año pasado y anunció que es probable otra cumbre con Kim Jong-un "muy pronto".

Doce meses después de que Trump se subió a la tarima de la Asamblea General de la ONU y se burló del líder norcoreano con el epíteto "Hombre de los cohetitos", el esfuerzo para desnuclearizar la península norcoreana sigue pendiente, aunque los temores de una guerra han cedido ante los sueños de reconciliación. Las belicosas acusaciones que el presidente hizo sobre Pyongyang se han tornado mayormente en tonalidades esperanzadoras.

"Ese era otro mundo", aseveró el mandatario estadounidense. "Era una época peligrosa. Ahora ha pasado un año, las cosas han cambiado mucho".

Trump dijo que el secretario de Estado Mike Pompeo está arreglando los detalles de la segunda cumbre.

Trump llegó a la ONU el lunes por la mañana para una reunión sobre narcotráfico mundial, y después se reunirá con el presidente surcoreano Moon Jae-in, quien trae un mensaje personal de Kim para Trump después de haberse reunido con él la semana pasada como parte de las negociaciones entre las Coreas.

Se prevé que Trump y Moon firmen una nueva versión del acuerdo comercial entre Estados Unidos y Corea del Sur, uno de los primeros éxitos en su esfuerzo para renegociar acuerdos comerciales con términos más favorables para Estados Unidos. Aun así, a algunos funcionarios estadounidenses les preocupa que las ganas de restablecer relaciones con Corea del Norte que tiene Corea del Sur podrían reducir la presión de sanciones sobre el gobierno de Kim, obstaculizando los esfuerzos para negociar un acuerdo nuclear.

La amenaza nuclear estuvo en la agenda en la primera reunión de Trump en Nueva York, una cena con el primer ministro japonés Shinzo Abe en Manhattan el domingo por la noche. Abe es uno de los primeros líderes mundiales que ha cultivado una relación cercana con Trump a través de muestras de halagos que él ha usado para avanzar sus esfuerzos para influir sobre el impredecible líder estadounidense.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo