Cólera en Chile: Minsal confirmó 35 casos registrados desde junio

Pese al número, la autoridad llama a la calma, pues los contagios no se habrían producido por la cepa más peligrosa.

Por Consuelo Rehbein

Un brote de cólera fue detectado por las autoridades de salud. Concretamente, desde el mes de junio hasta el 24 de septiembre, se han registrado 35 casos. Según indicó la ministra de Salud subrogante, Paula Daza, en entrevista a T13 “se está realizando una vigilancia ambiental en efluentes de plantas de tratamiento de aguas servidas y en algunas hortalizas de consumo humano”.

“Es el vibrio cólera que es una bacteria, que no es el cólera al que le tenemos susto, que produce enfermedad grave, este cólera produce vómito, diarrea y estos cuadros digestivos, y se contagia a través de frutas y verduras que podrían haber sido regadas con aguas contaminadas de estas bacterias”, detalló. Por lo mismo, la autoridad hizo un llamado a la calma, ya que este brote no tendría relación con una cepa peligrosa.

Del total, 33 de los casos se detectaron en la Región Metropolitana. De los otros dos, uno se detectó en Valparaíso y el otro en Atacama. De los 35 casos, 10 requirieron de hospitalización. Sobre el perfil de los afectados, la autoridad señaló que se trata en su mayoría de mujeres con un promedio de edad cercano a los 44 años.

Síntomas

Según informa el Minsal a través de su sitio web, el cólera es una infección diarreica aguda causada por los serotipos O1 y O139 de la bacteria vibrio cholerae, la cual podría llegar a producir, en su manifestación más grave, un cuadro que lleva rápidamente a la deshidratación.

Una de cada 20 personas infectadas puede tener la enfermedad en estado grave, caracterizada por diarrea acuosa profusa, vómitos y entumecimiento de las piernas. Cabe señalar que esta bacteria pasa por un periodo de incubación de 2 a 3 días, con un rango de entre 0 y 5 días como máximo.

Algunos de los sintomas son: dolor abdominal y diarrea acuosa y constante. A esto le acompañan los vómitos, con lo que la persona perderá agua y electrolitos rápidamente, derivando en deshidratación. También podría sufrir decaimiento, frío, calambres musculares, pulso débil y baja de presión sanguínea.

Contagio

El contagio persona a persona es poco frecuente, por lo que un contacto casual con alguien infectado difícilmente podría generar algún riesgo. Pero se puede llegar a adquirir esta bacteria bebiendo o comiendo alimentos contaminados con esta.

Sin embargo, cuando ocurre en una epidemia son las heces de la persona afectada las que reproducen la bacteria, generando una diseminación más rápida. Ante cualquier duda, vaya a un centro de salud y consulte a un médico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo