Tras críticas de Evo Morales contra Trump por no respetar la democracia, la oposición le reprocha: "¿Y vó?"

Luego de las rotundas declaraciones del mandatario boliviano contra EEUU, la oposición le reprochó a Morales que él tampoco respeta la democracia

Por Irene Ayuso Morillo

La mayoría de los líderes extranjeros son delicados cuando se les presenta la oportunidad de criticar a Donald Trump en su cara. No es el caso del presidente boliviano Evo Morales.

Así ha quedado registrado en varios medios estadounidenses, que la prensa boliviana no ha tardado en reseñar.

"Me gustaría decirles, franca y abiertamente aquí,  que Estados Unidos no está interesado en defender la democracia”, dijo Morales. “A Estados Unidos no le pueden importar menos los derechos humanos o la justicia”,  citó el diario estadounidense New York Times de manera textual los dichos del dirigente boliviano.

"Si este fuera el caso, habría firmado las convenciones y tratados internacionales que han protegido los derechos humanos. No habría amenazado el mecanismo de investigación de la Corte Penal Internacional, ni promovería el uso de la tortura, ni se habría alejado del Consejo de Derechos Humanos. Y tampoco separaría a los niños migrantes de sus familias ni los colocaría en jaulas ", prosiguió Evo.

Sin embargo, esta contundencia ha sido criticada desde la oposición en Bolivia. Según sostiene el diario boliviano El Deber, el dirigente opositor del PDC (Partido Demócrata Cristiano) Horacio Poppe resaltó como contradicciones las declaraciones de Morales y aseguró: “Si Donald Trump viniera a Bolivia, tendría más cosas para echarle en cara a Evo de las que Evo le ha dicho Trump. Y si Evo estaría en el lugar de Trump, no habría gente como Evo con la libertad de decir lo que quiere”.

Poppe aseguró que “Evo acusa a Trump de querer intervenir Venezuela, pero deja que venezolanos y cubanos intervengan en Bolivia. Para Evo, la ‘democracia’ y los ‘derechos humanos’ no son un concepto de vida, menos aún un principio, sino una consigna de uso relativo a los propios intereses. Su falta de respeto del voto del 21 de febrero que dijo No a su repostulación es un claro ejemplo de eso. En pocas palabras, Evo es un pequeño Trump, pero de caricatura”.

Por otro lado,  el senador de Demócratas Óscar Ortiz alertó que “el presidente busca ganar una notoriedad internacional desde una perspectiva equivocada para el país y para él mismo. Primero, porque para criticar debería criticar por igual a otros gobiernos que golpean el sistema democrático, pero no lo hace”, indicó.

Al contrario, “Morales está alineado con países como Venezuela o Bielorrusia, que están totalmente cuestionados por su falta de vocación democrática”, afirmó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo