Inédito proyecto en Chile busca recuperar al felino más pequeño de América

La iniciativa incluye corredores biológicos y medidas para la tenencia responsable de mascotas. El objetivo es reducir las principales amenazas que han disminuido la población de la güiña, especie que solo vive en Chile y Argentina.

Por Consuelo Rehbein

Nuestro país destaca por su gran variedad de flora y fauna. Pero los efectos del calentamiento global y de depredadores no controlados nos ha ido quitando especies únicas. Un nuevo proyecto conservación está buscando precisamente evitar que este fenómeno nos quite a nuestra güiña o mejor dicho "Leopardus guigna". Se trata de el felino más pequeño de América, vive sólo en Chile y Argentina. Actualmente está en peligro de extinción.

Este curioso animal, puede presentar un pelaje café, atiborrado de pequeñas manchas oscuras, o  también puede ser de color completamente negro. En ese caso se le denomina “melánico”. Se asemeja a un leopardo, pero en miniatura: es tan pequeño que su tamaño promedio alcanza la mitad de un gato doméstico. Su nombre proviene del mapundungun, que significa “cambio de morada”.En el sur, este pequeño felino es estigmatizado por supuestamente ser un “ladrón oportunista”.

güiña Gentileza / Jim Sanderson

Dado su actual estado de "peligro de extinción", un equipo de científicos e instituciones implementará un plan pionero para su conservación.

El objetivo principal es frenar el declive que ha sufrido la población de este felino que vive en la zona centro y sur del territorio.

El proyecto, que será financiado por un fondo National Geographic para la recuperación de especies al borde de la extinción, se desarrollará en siete regiones del país.

Protegerla de amenazas

“Con esta iniciativa buscamos mitigar las principales amenazas que enfrenta la güiña en la actualidad. La protección de este felino funciona como un ‘paragua’, ya que muchas otras especies se verán beneficiadas de forma indirecta por las medidas contempladas en este plan, ayudando también a la conservación del bosque templado lluvioso y esclerófilo”, afirma Constanza Napolitano, científica del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) y directora del proyecto.

Moisés Grimberg, encargado nacional de Especies Amenazadas de la Gerencia de Áreas Protegidas de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), coincide con Napolitano.

“Este es el primer plan de conservación realizado para un carnívoro, el cual vive en ‘parches’ de bosque nativo. Si bien se focaliza el trabajo en una especie en particular, lo que intentamos proteger es todo el hábitat. De esta manera, podemos priorizar y trabajar sobre los factores más complejos que afectan a la biodiversidad", señaló.

Detalles del "Plan Nacional de Conservación de la güiña"

güiña Eduardo Silva-Rodríguez

Las principales amenazas que enfrenta esta especie nativa son la pérdida y fragmentación de su hábitat, los ataques y transmisión de infecciones por perros y gatos, la caza ilegal por la depredación de las aves de corral, y los atropellos en carreteras.

Por esta razón, el proyecto abordará de forma integral las medidas prioritarias incluidas en el Plan Nacional de Conservación de la Güiña.

Se trata de la primera iniciativa gubernamental para resguardar a esta especie en Chile, que fue desarrollada por Conaf, pero que hasta antes de este proyecto no contaba con fondos para su implementación.

Entre las medidas se encuentran campañas de esterilización, controles de salud y tenencia responsable de mascotas de zonas rurales; la asignación de subsidios para la construcción o reforzamiento de gallineros “a prueba de depredadores”; la instalación de señales viales y lomos de toros en carreteras para reducir la velocidad en sitios donde cruzan güiñas; el establecimiento de corredores biológicos; y el trabajo junto a empresas para el uso sostenible de la tierra.

7 regiones del país

El plan se desarrollará en las regiones de Valparaíso, Metropolitana, Libertador Bernardo O'Higgins, Maule, Bío Bío, Araucanía y Los Ríos. Se escogerá una localidad rural cercana a un área protegida en cada región, dado que estas comunidades ejercen una presión directa sobre zonas de alto valor para la conservación.

La ejecución del proyecto contará con el apoyo de Conaf, Ministerio del Medio Ambiente y del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), entre otras entidades, para impulsar y fortalecer las medidas contempladas.

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo