"El informe tiene contradicciones": Evo recurrió a la Corte y ahora la cuestiona

En un nuevo capítulo con respecto a la reivindicación marítima, y a pesar de la contundente respuesta del Corte Internacional de Justicia, a la que el mismo presidente acudió para resolver su demanda, pretende ahora hacer oídos sordos al fallo, objetando la autenticidad del mismo

Por Irene Ayuso Morillo

El presidente Evo Morales aseguró el martes que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre la demanda marítima tiene "contradicciones" y advirtió que ese tribunal se parcializó con algún grupo, pese a que su tarea es garantizar la paz y hacer justicia a los pueblos del mundo.

"Ante los incumplimientos y dilación de Chile, tomamos la decisión de acudir a la CIJ, con la esperanza de que la vía jurídica se sumaría a los múltiples espacios del mundo.  Fueron cinco años que iniciamos esta demanda, y tuvimos respaldo de autoridades, premios Nobel, del papa, cinco años del acompañamiento de ex mandatario."

Ayer, la CIJ resolvió, por voto de 12 de sus 15 miembros, que Chile no tiene obligación de negociar la cesión de una salida soberana al mar a Bolivia, tras un juicio de cinco años.

"La demanda marítima no tuvo resultados, respetamos el fallo pero no lo compartimos.   "Acudimos a la Corte para que se haga respetar el derecho del pueblo boliviano. Estoy sorprendido por el informe de la Corte Internacional de Justicia, tiene muchas contradicciones."

 

"Una Corte que no escucha al continente, ¿qué clase de Corte es?, cuestionó Morales, porque a su criterio, el tribunal reconoció que Bolivia tuvo mar pero negó su pedido.

Además, el jefe de Estado informó que se instruyó a la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) hacer "una profunda investigación de los daños económicos después de la invasión" chilena. "La corte fue creada para hacer respetar derechos y hacer justicia para con los pueblos. La corte dice que Todos los miembros deben resolver sus controversias internacionales por medios pacíficos. No es posible que la Corte beneficie a los invasores".

El presidente anunció que enviará, personalmente, una carta a Naciones Unidas, organismo del que depende la CIJ, para demostrar las "enormes contradicciones" del reciente fallo y la decisión de ese tribunal de no acompañar para que se haga justicia con Bolivia, a la vez – señaló- que piensa, mediante la misiva, pedir que se aclare el rol de ese organismo en el mundo. "He decidido personalmente enviaré una carta, demostrando las contradicciones, las partes considerativas y su decisión de no acompañar para hacer justicia por Bolivia".

Dijo además, estar abierto a cualquier proceso o juicio de responsabilidades que quiera realizarle la oposición. "Asumo toda la responsabilidad para defender a Bolivia en el tema del mar", enfatizó, resaltando la unidad que existió durante los más de cinco años que se prolongó el litigio.

Cuando un periodista boliviano le preguntó acerca de cuánto había gastado Bolivia por los costos legales que se generaron por el tiempo que duró la demanda,  no quiso contestar, ni tampoco acerca de la demanda por el Silala.

La prensa chilena,que también estuvo presente durante la conferencia, le preguntó al mandatario si iban a  acatar o no el fallo, a lo que éste respondió: "No sabemos si Chile respetará la invocación de dialogar que realizó la Corte Internacional de Justicia. Chile tiene una política de dilación".

Sectores de la oposición acusaron al gobierno de usar el tema para levantar la popularidad de Morales y apuntalar su cuestionada reelección a un cuarto mandato en los comicios de 2019. Morales soslayó las críticas y dijo que “todo lo hice por Bolivia”. “Nunca usé el tema del mar para ganar” en anteriores elecciones, refutó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo