Poniéndose a tono con el estándar internacional: así será la nueva Ley de Bancos

En la Cámara acaba de ser aprobada el nuevo marco de acción de la banca chilena. Promete mayor resguardo al sistema financiero y un mejor control ante irregularidades.

Por Publimetro

La nueva ley que iguala las exigencias internacionales para la banca chilena está lista. Esta tarde, la Cámara de Diputados aprobó la reforma a la Ley General de Bancos que estaba en el Congreso hace más de un año y quedó lista para ser promulgada.

El proyecto ingresó en julio del años pasado por Rodrigo Valdés, ex titular de Hacienda del gobierno de Michelle Bachelet. El fin de la reforma es moderniza la legislación bancaria, actualizando el marco de la industria según los últimos estándares internacionales establecidos en "Basilea III".

"Esta es la mayor modificación que se hace a la legislación bancaria en 30 años. Es un proyecto que comenzó bajo el gobierno anterior y que nosotros tomamos y trabajamos hasta producir los acuerdos que fueron necesarios en el Senado", resaltó el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, desde la Cámara.

Nuevo escenario

La nueva ley fortalece las herramientas con las que cuenta la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) para prevenir eventuales insolvencias de un banco, y que puede traer serios problemas a los depositantes, al Fisco y al sistema financiero en su totalidad. Eso, por ejemplo, ayudaría de inmediato a mejorar las evaluaciones de riesgo con que las clasificadoras internacionales califican a Chile, situando al país en un mejor terreno financiero.

Además, la iniciativa viene a modernizar el gobierno corporativo y las potestades de la Superintendencia de Bancos (Sbif), junto con mejorar la competitividad de los bancos chilenos, facilitando así el acceso a nuevas fuentes de financiamiento, más diversas, y de menor costo o mayor plazo. "Esta ley permitirá a Chile estar mejor preparados ante una eventual desaceleración de la economía global", afirmó Larraín.

La reserva bancaria

Otro tema importante es la capacidad de la Unidad de Análisis Financiero (UAF). En la actualidad, el organismo no cuenta con las condiciones idóneas para realizar una investigación preventiva contra lavado de activos y financiamiento de actividades ilícitas. Actualmente, la Sbif revisa la existencia de los controles de los bancos para sus clientes, sin embargo, no supervisa que estos se cumpla.

Con el nuevo régimen, la CMF estaría facultada para compartir información sujeta a reserva bancaria con la Unidad de Análisis Financiero. Además, la comisión tendrá la potestad de evaluar la efectividad de los controles hacia los clientes.

Por otra parte, el proyecto agilizará la llegada de información al Servicio de Impuestos Internos (SII) si este la solicita.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo