Tenía 22 años y soñaba con ser enfermera: protegió a su hija de 11 meses en un tiroteo y murió luego de recibir 12 balazos

Una heroína.

Por Camilo Henríquez

“Tenía la sonrisa más hermosa, hacía que toda la habitación se iluminara, siempre estaba feliz y su energía era contagiosa”.

Esa es parte de la descripción que hace la hermana de una joven de 22 años que se convirtió en una verdadera heroína luego de dar la vida para salvar a su pequeña hija de sólo 11 meses.

Dawn Boyd murió hace unos días luego de quedar en medio de un tiroteo y poner su cuerpo como un verdadero escudo para que ninguna de las balas impactara a su pequeña.

Según NBC Philadelphia, la mujer se encontraba junto a un grupo de personas afuera de la casa de un amigo cuando un auto se detuvo frente a la vivienda y desde el interior un sujeto abrió fuego.

Dawn no lo pensó dos veces, tomó a su hija y la protegió contra los disparos. En total “le dispararon más de una docena de veces”, aseguró la familia y luego de luchar durante varias horas terminó falleciendo en un hospital cercano.

El reporte de la policía indica que la joven recibió impactos en las piernas, en el brazo izquierdo y en el pecho. Además, otro hombre de 24 años también murió en la escena y al menos otras dos personas resultaron heridas.

La hija de Dawn y otro pequeño que se encontraba en el lugar resultaron ilesos.

“La consideramos una heroína”, dijo el padre de la joven, que dio gracias a Dios porque su nieta seguía con vida.

La policía hasta el momento no tiene sospechosos, no sabe cuál podría haber sido el motivo y además señaló que hay versiones “contradictorias” en cuanto a la descripción del vehículo, indica People.

La familia inició una campaña en GoFundMe para financiar los funerales de Dawn y en un sentido texto escribieron que “el mundo ha perdido un alma hermosa y el cielo ha ganado un ángel”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo