¿Estamos más sanos? Chilenos presentaron menos problemas de salud durante el 2017

Según los datos del área salud de la Encuesta Casen 2017, habría una baja tanto en enfermedades laborales, con no laborales. También hubo una mejor evaluación de la atención.

Por Consuelo Rehbein

El Ministro de Salud, Emilio Santelices, junto a la Subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia, realizaron la presentación de los indicadores y resultados obtenidos en la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional Casen 2017, separata Salud, considerado el principal instrumento de medición socioeconómica para el diseño y evaluación de políticas públicas y para analizar la efectividad de las políticas sociales en materia de cobertura, focalización e impacto.

El titular de salud destacó los resultados relacionados a los seis aspectos pesquisados en el instrumento y que guardan relación con áreas como la cobertura del sistema previsional de salud, acceso y uso del sistema de salud, prestaciones y garantías (incluido el GES), controles preventivos, percepción del estado de salud general y nutricional, y los indicadores relacionados a fecundidad.

Menos enfermos, mejor servicio

El Ministro Santelices destacó que este instrumento, en su versión 2017, informa que menos personas tuvieron problemas de salud, bajando a un 19,9%, en comparación al   22,6% de 2015. Señaló además la baja en las enfermedades laborales y no laborales, como también mejoras en la percepción del  acceso a las atenciones de salud.

 

Entre quienes se enfermaron, el 93,7% recibió atención y dentro de ellos, el 25,3% declaró haber tenido algún problema en el acceso, siendo los afiliados que pertenecen a Fonasa quienes presentan el mayor porcentaje de población con problemas de acceso (27,8% vs 12,6% de Isapre).

Diferencias por quintil

En cuanto a los problemas por quintil de ingresos, se observa que en el quintil de menores ingresos (quintil I o 20% más pobre de la población) 31,1% de las personas declaran haber tenido un problema, mientras que en el quintil V (20% de mayores ingresos), solo el 15,4% dice que lo tuvo. “Esa brecha entre los más vulnerables y la población de mayores ingresos es prácticamente el doble, lo que conduce a importantes desafíos en términos de política pública”, explicó la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia.

Al respecto, el ministro Santelices manifestó que “claramente para poder terminar con estas diferencias entre los problemas que presentan quienes tienen menores ingresos que duplican a los que tienen mayores ingresos al momento de requerir una atención de salud, pasan por el fortalecimiento de la atención primaria”. En ese contexto añadió que este es uno de los ejes en los que está trabajando esa cartera.

Así, los problemas de acceso están, en su mayoría, en el primer quintil (el 20% más vulnerable de la población). De los que están en el primer quintil y declararon haber tenido algún problema, el 20,7% tuvo problemas para ser atendido (demora en atención, cambios de hora, etc).

En tanto, entre los del V quintil, este porcentaje asciende a 8,2%. Para conseguir una cita representan el 15,9% y 7,4%, respectivamente. En el caso de conflictos para la entrega de medicamentos en el establecimiento de salud o acceso a ellos por su costo, la proporción asciende a 9,3% y 4,9%, respectivamente. En tanto, la subsecretaria Candia destacó que no existen brechas por problemas de pago entre los distintos quintiles.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo