Nuevos detalles de la limusina infernal: chofer fue informante del FBI y no contaba con los permisos para circular

Los registros federales muestran que la compañía se sometió a cinco inspecciones y cuatro vehículos fueron retirados del servicio en los últimos dos años

Por Francisca Herrera

Este lunes se descubrió que el chofer de la limusina, que provocó al muerte de 20 personas en Nueva York, era un informante del FBI, no tenía la licencia para conducir adecuada y el vehículo que manejaba no tenía permiso para circular.

El automóvil de lujo iba rumbo a una celebración de cumpleaños, se pasó un semáforo en rojo en una intersección peligrosa y embistió una camioneta estacionada, causando la muerte de las 18 personas al interior del vehículo y otros dos peatones.

La limusina conducida por Shared Hussain, de origen pakistaní, falló la inspección del Departamento de Vehículos Motorizados del Estado de Nueva York el mes pasado, según reporta abc7 News. El vehículo había sido reconstruido de una manera que violaba la ley federal.

Una llamada a la oficina de Prestige Limousine en Gansevoort no recibió respuesta. Los registros federales muestran que la compañía se sometió a cinco inspecciones y cuatro vehículos fueron retirados del servicio en los últimos dos años.

"En mi opinión, el propietario de esta compañía no tenía por qué poner un vehículo averiado en la carretera", dijo el gobernador Andrew Cuomo.

Informante del FBI

Al parecer, esta era una práctica recurrente para Hussain, ya que en 2002 fue arrestado por cargos de fraude mientras trabajaba para el DMV estatal, ya que fue descubierto ayudando a inmigrantes a hacer trampa en los exámenes de conducir.

Para evitar la deportación, el sujeto aceptó ser informante del FBI en dos casos de terrorismo: una operación encubierta en 2009 en un complot para bombardear una sinagoga del Bronx y otro caso de financiamiento del terrorismo fuera de Albany.

La limusina Ford Excursion 2001, conducida por Scott Lisinicchia (53), transitaba en dirección al suroeste en la Ruta 30 en Schoharie, a unos 270 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, a eso de las 2 de la tarde cuando no se detuvo en la parada de la Ruta 30A, dijo el primer superintendente adjunto de la policía estatal Christopher Fiore en conferencia de prensa en Latham, Nueva York.

Una de las tías de las víctimas, identificada como Valerie Abeling, dijo a Washington Post que su hija le contó que 20 minutos antes del accidente una de las hermanas que se encontraban en la limusina le contó que el "vehículo apareció en condiciones terribles".

Las autoridades no dijeron si los ocupantes de la limusina llevaban puestos los cinturones de seguridad, daban la velocidad de la limusina o especulaban sobre la causa de que la limusina pasara por una señal de alto en una intersección y chocara contra un SUV estacionado en Apple Barrel Country Store and Cafe.

Se realizaron autopsias, incluso en el conductor, para ver si las drogas eran alcohol.Los investigadores también están investigando si la limusina tuvo algún problema mecánico.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo