¿Es tan difícil? Estudio afirma que el 95% de los trabajadores no se atreve a pedir un aumento de sueldo

Si bien, no siempre se puede lograr el objetivo, sí puede ser una oportunidad para negociar otro tipo de beneficios que no sean más dinero.

Por Publimetro

Debe ser uno de los temores o situación incómoda más común entre cualquier trabajador, porque pareciera que nunca es el momento adecuado.

Un reciente estudio realizado por la consultora especializada en reclutamiento Michael Page reveló que de cada cien trabajadores dependientes, sólo cinco de ellos se atreven a solicitar un aumento salarial.

El sondeo subraya que uno de los principales inconvenientes de la mayoría al momento de solicitar mejoras en la renta es que, precisamente, sienten miedo, además de que no saben cómo, cuándo y a quién decírselo.

“Los trabajadores suelen abordar la pedida de aumento de sueldo y de ascenso como un momento de conflicto, y por lo mismo les genera estrés. Muchas veces piensan que no están capacitados, o se comparan con sus pares, lo cual los hace sentir inseguros”, indica Bernardita Espinoza, consultora Senior de Michael Page.

¿Qué hacer? ¿Cómo pedirlo?

La ejecutiva añade que es importante que al momento de solicitar cualquier cambio en la renta y responsabilidad se tome como una oportunidad de hablar de los logros obtenidos, de mostrar el valor que se le ha entregado a la empresa, y también de generar una instancia de retroalimentación del trabajo realizado.

Por lo mismo, indica que la mejor manera para hacerlo es solicitar una reunión con el jefe directo y así generar una instancia formal donde se tenga el tiempo suficiente para plantear argumentos y analizar el crecimiento que se ha tenido en la empresa.

“Lo más probable que resulte siempre más fácil comentar lo que ya se ha hecho en la compañía, sin embargo es muy valorado plantear las proyecciones de lo que se quiere y cómo quieren realizar su desarrollo de carrera”, dice.

Agrega, que muchas veces el  empleador no podrá aumentar el sueldo o lo podrá hacer en un porcentaje muy bajo. Pese a esto, se podría negociar otros beneficios tales como más vacaciones, jornada flexible, teletrabajo, oportunidades de capacitación, entre otros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo