La arremetida de los militares de la mano de Bolsonaro: se duplicaron en el congreso de Brasil

El proceso electoral ha dejado a la ultraderecha como la gran sorpresa y como el nuevo poder político que dominará todos los frentes

Por Irene Ayuso

Los integrantes de las fuerzas armadas de Brasil, que en buena medida se han mantenido alejados de la vida política desde que terminó la última dictadura hace treinta años, ahora alistan su mayor incursión política en décadas.

Brasil, al contrario de Argentina y Chile, nunca juzgó a los comandantes del régimen autoritario. Incluso tras ser apartados del poder, los militares no han llegado a reconocer en ningún momento los crímenes de la dictadura.

Ex capitán del ejército, Jair Bolsonaro,quien nunca escondió su admiración por la dictadura militar (1964-1985), prometió integrar varios generales en su gobierno en caso de ser elegido

Al menos 70 candidatos militares consiguieron algún cargo o escaño durante la disputa electoral del domingo en Brasil, la mayoría de ellos en el Legislativo donde cuadruplicaron su presencia.

Impulsados por temas como la seguridad pública y el combate a la corrupción, 961 candidatos militares se postularon para alguno de los cargos de elección popular, de los cuales al menos un 8 % consiguió ser elegido, según la estatal de noticias Agencia Brasil.

Militares Brasil. AP Militares Brasil. AP

Militares listos para la segunda vuelta 

Jair Bolsonaro, el candidato que estuvo a 4 puntos de obtener la victoria presidencial en primera vuelta, que además es capitán de la reserva del Ejército deberá esperar el balotaje del próximo 28 de octubre para saber si logrará su aspiración. Bolsonaro obtuvo el 46 % de los votos, por lo que tendrá que medirse nuevamente con Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y quien ocupó el segundo lugar con el 29 %.

Lo mismo ocurre con tres estados cuyas gobernaciones tienen candidatos militares activos o retirados que deberán esperar a una segunda vuelta para saber si son elegidos.

Entre ellos está el aspirante al gobierno de Río de Janeiro, el ex juez federal Wilson Witzel del Partido Social Cristiano (PSC), también exinfante de Marina, un novato en la política que fue sorpresa este domingo por obtener mayoría de votos frente al favorito de los sondeos Eduardo Paes, del partido Demócratas (DEM).

Otros candidatos militares que disputarán la segunda vuelta son los comandantes Marcos y Moisés, aspirantes a los gobiernos de Rondonia y Santa Catarina respectivamente y ambos del Partido Social Liberal (PSL), el mismo de Bolsonaro.

Entre los candidatos que se declararon militares ante la justicia electoral en sus postulaciones, al menos 79 nombres fueron confirmados en escaños del Congreso Nacional y en las asambleas legislativas, lo que supone un número casi cuatro veces mayor que en las elecciones de 2014.

Entre ellos ya están aseguradas dos escaños en el Senado y 22 en la Cámara. En los estados, el número pasa de 60 legisladores regionales.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo