¿Qué significa vivir en Venezuela con 10.000.000% de inflación?

Las malas noticias sobre la economía de Venezuela no ceden, el FMI pronosticó que la tasa de inflación para 2019 alcanzará el 10.000.000%, pero, ¿qué es lo que es vivir con esas tasas para los venezolanos?

Por Irene Ayuso

El colapso de la economía de Venezuela no ofrece signos de mejoría, según los últimos pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que alerta del riesgo de una pérdida del 60% de la riqueza per cápita entre 2013 y 2023, cifra que se asemeja al empobrecimiento sufrido por países en guerra o en procesos revolucionarios, mientras que la hiperinflación alcanzará el 10.000.000% en 2019.

Pero, ¿cómo imaginar un escenario en que la inflación llega al  10.000.000%?

Pedro Palma, economista venezolano sostiene que "tendría un impacto enorme sobre la población, porque ello implicaría una nueva caída dramática de la capacidad de compra de los venezolanos, simplemente porque el ingreso nominal de las personas, ni remotamente puede incrementarse o crecer al ritmo en que aumentan los precios,  y por lo tanto hay una caída  dramática del ingreso real de la población, y por lo tanto un empobrecimiento sustancial de la misma".

Además añade que el impacto recae con más fuerza sobre la población de más bajos ingresos "porque tiene que destinar prácticamente la totalidad de su ingreso para adquirir unos pocos bienes de consumo esenciales de supervivencia, dado que la inflación de alimentos tiende a ser muy superior a la inflación promedio de la economía.

Por otro lado, el FMI calcula que la riqueza por habitante de Venezuela ha caído "más de un 35%" entre 2013 y 2017 y pronostica la pérdida de alrededor del 60% del PIB per cápita entre 2013 y 2023, cifra que situaría el empobrecimiento previsto para Venezuela en niveles semejantes al registrado por países en guerra o revoluciones entre 1960 y 2017, incluyendo los casos de Irán entre 1976 y 1981, Irak entre 1999 y 2003, Azerbaiyán entre 1990 y 1995 o Libia entre 2010 y 2011.

Henkel García, director de Econométrica señala que "estas tasas altísimas de inflación al final terminan en un deterioro sin precedentes del poder de compra de salario, es algo sostenido, porque ya lo hemos vivido hace años atrás, pero que se ha profundizado en los últimos años, no hay manera de evitar una caída de poder de compra de los ingresos con estos niveles de hiperinflación".

 

Ejemplos en la práctica, ¿qué es lo que es vivir con esas tasas?:

  • Lo que tu podías comprar en diciembre de 2017 con 1000 bolívares,  en agosto de 2018 necesitabas 493.000 bolívares para comprar lo mismo, es decir, necesitabas 493 veces más
  • Lo que tu comprabas en julio de 2018 con 100 bolívares, para comprarlo un mes más tarde, necesitabas 3 veces más, 309 bolivares, pero los alimentos que tu podías comprar lo mismo, en tan solo un mes.
  • Cada vez tu salario rinde menos, "buena parte de los venezolanos tienen un perfil de gasto a una familia pobre en cualquier parte del mundo, la totalidad de tu ingreso se te va en cosas básicas, en ir al supermercado, tienes que hacer sacrificios, no te puedes comprar nada adicional: es una situación  muy difícil,  es un poder de compra que se deteriora a un ritmo tremendo", dice Henkel.
  • A las empresas también les afecta porque mantener el nivel de inventario con un escenario de hiperinflación es prácticamente imposible, cuando hacen las matemáticas, casi  todas las empresas tienen pérdidas de inventario, lo cual tiene un tiempo limitado, porque si se prolongase, buena parte tienen que cerrar porque no tienen inventario para operar o hay que hacer un desembolso de patrimonio por parte de los dueños muy grande para poder mantener un mínimo de inventario.
  • Tienes ambos efectos, por el lado del consumidor,una caída del poder de compra tremenda y por el lado del comerciante, una caída de inventario tremendo también
  • La dificultad de fijar precios en Venezuela, que  no es una labor sencilla,  hay parte de los venezolanos que piensan que ese proceso tiene incorporado  tiene  incorporado usura,especulación por parte de los empresarios cuando esto no es así, los empresarios también están luchando por sobrevivir y muchos de ellos no lo logran
  • Ajustes violentos de precios en los anaqueles: Otro de los fenómenos es que ves precios nuevos todos los días, pero también ves precios rezagados y personas llevándose éstos de una manera agresiva. Ya prácticamente los precios literalmente suben diariamente, hay hasta precios modificándose durante el dia
  •  También se junta la escasez,  porque el gobierno ha continuado  una política de fijación de precios, y todos  esos productos sujetos a control de precios han escaseado o directamente desaparecen. En los últimos días ha sido la carne, ha desaparecido,igual pasa con los cartones de huevo y con el pollo, es algo ya repetido,Si el gobierno en esta aceleración de la inflación continua con estas políticas policiales de tratar de controlar el precio vía decreto,  no solo será hiperinflación sino también escasez, quizás hasta más dura,  porque no hay nada más caro como el producto que no consigueLa hiperinflación venezolana continuará agravándose por el sostenido financiamiento monetario de grandes déficits fiscales y la pérdida de la confianza en el bolívar.

"En la medida en la que el gobierno insista en mantener esta política absurda,de enormes déficits fiscales financiados por el Banco Central mediante la creación ilimitada de dinero inorgánico  seguiremos teniendo en el futuro un proceso hiperinflacionario como el que ha venido ocurriendo hasta ahora", afirma Palma.

 

 

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo