Tormenta perfecta: cuánto falta para pagar $1.000 por el litro de bencina

Al menos en la Región Metropolitana hay una estación que está a menos de $60, mientras que en el sur esa barrera sicológica ya se pasó, en medio de factores como el dólar e Irán que están pesando en nuestros bolsillos.

Por Pablo Contreras

Ya son siete semanas de manera consecutiva. El valor de las bencinas está subiendo como la espuma y las noticias no son las mejores porque la tendencia indica que seguirá al alza. Es que se podría decir que estamos atravesando por algo así como una tormenta perfecta.

Y es que son varios los factores que han confabulado en contra del bolsillo de los conductores, tales como las sanciones a Irán para hacer un nuevo acuerdo nuclear, el precio del dólar y hasta la temporada de huracanes.

“Las sanciones de EEUU a Irán afectan al precio del petróleo, ya que es el tercer país productor de la OPEP (países productores de crudo)”, explica César Valencia, analista de la empresa Alpari Research & Analysis.

El especialista aclara que bloqueo del país norteamericano a la nación árabe reduciría su producción de oro negro en 20%. “Con esto, el precio a nivel internacional se verá afectado por presiones alcistas”, indica.

Respecto a billete verde, Valencia señala que hay que considerar que prácticamente el 98% del petróleo que consume Chile lo debe comprar afuera, “por tal motivo, si el precio del dólar aumenta, esa alza es traspasado al valor final de la bencina”.

En ese sentido, Hernán Herrera, académico de Ingeniería Comercial de la U. San Sebastián, complementa diciendo que “sólo por un efecto precio, la subida del dólar hace más cara la bencina, aunque el costo del barril no haya variado en nada”.

Pese a que por este lado no sufrimos con los huracanes, sus repercusiones en otras partes del mundo si nos pegan igual ¿por qué? Debido a que se suceden en lugares, como el Golfo de México donde se produce y refina el crudo. Aunque en este caso, habría menos daño. “Se espera que este efecto se disipe prontamente ante la mejora del clima”, señala el especialista.

En este escenario ¿qué tan lejos estamos de pagar una luca por el litro de gasolina? Ese precio ya se sobrepasó en dos regiones del sur del país, mientras que en la Región Metropolitana aún falta.

Sin embargo, Valencia advierte que “la situación es un poco complicada”. “Las estimaciones indican que la producción de petróleo debería disminuir a nivel global y el dólar promediar $660 hasta fin de año, lo que daría paso a un escenario alcista para la gasolina que podría alcanzar los $1.000 de aquí a fin de año”, sentencia, aunque reconoce que también podría suceder en un mes.

Herrera, en tanto, advierte que el billete verde es piedra angular. “Aumentos sostenidos de esta divisa pueden llevar a que esta situación persista”, recalca.

Impuesto específico: eterna pugna

Siempre cuando el valor de la gasolina se dispara, se pone sobre la mesa la discusión en torno al impuesto específico, gravamen establecido en dictadura pos terremoto de 1985 y que hasta hoy se sigue aplicando a las gasolinas. Pese a lo impopular que es, todo indica que no se eliminará.

“Se ha vuelto un tema político, debido a que es un impuesto de fácil recaudación, que entrega en promedio US$125 millones por año. Por lo tanto, renunciar a él es difícil”, dice Valencia.

En ese sentido, puntualiza que solo por efecto de recaudación es que “tanto gobiernos de izquierda como derecha no han avanzado en su eliminación, ni han considerado factores ambientales para su revisión”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo