Gremio metalúrgico pone la alerta y pide medidas: "En los últimos 22 años perdimos el 33% de la industria manufacturera chilena"

El presidente de Asimet, Dante Arrigoni, solicitó recientemente al gobierno impulsar políticas públicas para fomentar la producción nacional.

Por Publimetro

Éste ha sido un año extraño para la economía, que contrasta entre el mayor crecimiento y una serie de empresas que han debido cerrar. Entre ellas estuvo Nibsa, una clásica grifería perteneciente a la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet) y que debió cerrar su planta de producción para dedicarse al rubro de la importación.

Sobre esa línea, Dante Arrigoni, presidente de Asimet, aprovechó la cena de los 80 años para mandar una alerta al gobierno. "Chile está en una crisis por no ocuparnos adecuadamente de la manufactura. Estamos pagando una factura tan devastadora como la pérdida del 33% de la industria en 22 años", dijo.

Para el gremio, Chile se está enfocando en el sector servicios y no el de la manufactura, lo que, dicen, viene con la "consecuente merma potencial de 250.000 empleos de calidad para sectores medios y técnicos calificados”. Esas palabras se dirigieron especialmente al ministro de Hacienda Felipe Larraín, quien asistió al evento conmemorativo.

El primer trimestre de 2018, el crecimiento del sector manufacturero alcanzó un 3,2%, mientras que en el segundo trimestre el sector se expandió 7,3%, su mayor aumento en siete años. Con esto, el primer semestre creció 5,3%, lo que marcó cifras más que positivas sobre el sector. "No está garantizado el crecimiento, por eso tenemos que preocuparnos de que continúe la buena partida de crecimiento que tuvimos el primer semestre”, valoró Larraín.

El gremio metalúrgico, por su parte, llamó al gobierno a impulsar el desarrollo tecnológica en la manufactura nacional. “El periodo de la bonanza de los commodities fue positivo en muchos sentidos, al hacer posibles tasas más altas de crecimiento y la reducción de los niveles de pobreza y de desigualdad, pero por otro lado reforzó los patrones tradicionales de especialización, en un mundo en que la mayoría de las economías en desarrollo transformaban su industria manufacturera impulsada por la nueva revolución tecnológica”, sostuvo Arrigoni.

Frente al llamado para hacerse cargo de la Cuarta Revolución Industrial, el titular de Hacienda aseguró que, de hecho, se está avanzando en una agenda de modernización. “No le tenemos miedo a este desafío de la cuarta revolución industrial”, sostuvo la autoridad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo