¿Argentina y Chile a La Haya por Campos de Hielo Sur? Académico explica por qué no se menciona recurrir a esa corte

El académico en Derecho Internacional Samuel Fernández explica que hay otros mecanismos acordados entre ambos países en 1984 para resolver esta disputa.

Por Jaime Liencura

Primero fue una expedición de militares argentinos en Campos de Hielo Sur lo que despertó la alerta. Después se supo que en mayo pasado los trasandinos realizaron un inventario de glaciares que consideraba algunos ubicados en esa zona ¿Problema? Aún no sabe exactamente dónde está el punto en donde termina un país y comienza el otro, cuestión que motivó al Gobierno de Chile a desconocer el trabajo de "conteo" hecho por los vecinos.

A través de una declaración leída por la directora general jurídica del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mariana Durney, se indicó que para ese trabajo se usó cartografía anterior a 1998, año en que se comenzó con una comisión mixta chilena-argentina para definir límites y que tal inventario es "inoponible a nuestro país".

"No constituye base de los trabajos conjuntos que ambos países hemos venido llevando a cabo en relación con el Acuerdo de 1998", indica el comunicado de Cancillería, que también advierte que en junio se envió una nota a Argentina por esta materia.

Explicación

¿Qué significa "inponible"? En simple, Samuel Fernández, académico de Derecho Internacional de la U. Central indica que "no hacen más que exponer su punto de vista, desde su postura, pero que no significa que tengan un acuerdo con Chile, de manera se mantienen las dos posturas que no son coincidente: es posición de una de las partes, no de las dos".

¿La Haya?

El mismo académico se refiere al hecho de por qué las autoridades no han mencionado llegar a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por esta materia.

"No hay manera de ir a La Haya porque tenemos procedimientos propios acordados en el Tratado de Paz y Amistad de 1984", indica el profesor Fernández.
Agrega que "en esto hay mecanismos propios como son negociaciones directas o acudir a algún tipo de arbitraje u otro mecanismo dispuesto en ese tratado; uno en donde, por expresa voluntad de Argentina, La Haya quedó afuera".

Por último, señala que "no hay ninguna forma de ir en contra por lo que ya se acordó en 1984 y que prácticamente dio solución a todo lo que estaba pendiente en ese momento. De hecho, se usó el proceso arbitral en Laguna del Desierto, donde se fijaron límites en un fallo que fue respetado por ambos países. Ahora queda una parte que técnicamente es muy difícil de limitar porque son hielos que están sobre la tierra y no se sabe cómo se va a repartir lo que está abajo de estos hielos", explica el académico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo