Iglesia restituye a dos sacerdotes de "La Cofradía": investigación canónica concluye que denuncias por abusos "no son verosímiles"

El hecho fue informado por la Diócesis de Rancagua.

Por Aton

El administrador apostólico de la Diócesis de Rancagua, obispo Fernando Ramos, restituyó en sus cargos a los sacerdotes Aquiles Correa Reyes y Gino Bonomo Ugarte, después de que las investigaciones canónicas previas concluyeron que las denuncias en su contra por abusos sexuales a menores no son verosímiles.

En un comunicado, la diócesis recordó que ambos clérigos fueron investigados en el caso “La Cofradía” y, a solicitud de la Fiscalía Regional de O’Higgins, sobreseídos por el Juzgado de Garantía de Pichilemu el 27 de septiembre pasado. El tribunal también absolvió en esa oportunidad al sacerdote Fernando Armijo, la supuesta “Abuela” del grupo, pero la diócesis no se pronunció en su caso.

El comunicado sólo menciona que el padre Aquiles Correa volvió a sus funciones como párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción de La Compañía ayer jueves, mientras que el padre Gino Bonomo reasumirá como párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Pumanque el próximo domingo. Armijo era sacerdote de San Vicente de Tagua Tagua.

Las investigaciones previas fueron realizadas por el padre Patricio Cavour Calderón, quien sigue trabajando en las otras causas de sacerdotes denunciados que hay en la diócesis, concluyó el comunicado. Tras los sobreseimientos, son 10 los sacerdotes y ex clérigos investigados por abusos sexuales a menores, ya que algunos renunciaron.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo