¿Centro derecha o ultra derecha?: Analistas señalan que existen al menos tres corrientes dentro de la UDI

Representantes de la Unión Demócrata Independiente constantemente señalan ser "un partido de centro derecha". ¿Es realmente así? Analistas apuntan a que existen entre dos a tres corrientes al interior del partido.

Por Consuelo Rehbein

La Unión Demócrata Independiente (UDI) celebrará sus elecciones internas el 2 de diciembre. La actual presidenta del partido, la senadora Jaqueline Van Rysselberghe se enfrentaría a Javier Macaya. Esta semana, la senadora Van Rysselberghe fue golpeada por una ola de críticas a raíz de un viaje. Fue a Brasil para reunirse con el cuestionado candidato presidencial Jair Bolsonaro, tildado de ultraderechista.

Las distintas reacciones, a raíz de esta situación, reflejaron algunas diferencias dentro de dicho partido que hablan de una UDI fraccionada. Según Germán Silva, analista político y académico de la Universidad Mayor, "se podría hablar de que la UDI está dividida en tres tercios". "En un extremo, de ultra derecha, estaría el bloque de Jaqueline Van Rysselberghe, con una ideología en extremo conservadora", explica Silva.

¿Centro derecha en la UDI?

"Al centro, siendo igual de una derecha más dura, ubicaría a los 'Coroneles' como Coloma y en su momento, Longueira. Son de la UDI tradicional, y conforme los tiempos, han cedido en algunas cosas, pero no se acercan a una derecha liberal o más de centro", continúa el especialista. "Y en el otro extremo, más cercano tal vez a lo que es hoy en día Evópoli, ubicaría a Jaime Bellolio", señaló el especialista. En la misma línea, el académico de la Universidad Mayor, señala que Van Rysselberghe podría acercarse un poco más a la derecha que hoy en día representa Jose Antonio Kast.

Por otra parte, para Julio Álvarez, analista y abogado de la Universidad Pedro de Valdivia, la UDI en realidad podría fraccionarse en dos partes. "A los 'Coroneles' los seguiría ubicando junto a Van Rysselberghe, con leves diferencias, pero claramente Macaya y Bellolio representan a otra generación", puntualiza.

Para Álvarez, si bien un extremo podría acercarse más a José Antonio Kast y el otro a Evópoli "ninguno de los grupos UDI que hoy están juntos se van a separar. Como parlamentarios no les conviene, porque manteniendo el partido unido tienen mayores opciones de ser reelectos". Según el analista, reducen esas diferencias ideológicas a favor de un cálculo matemático. "Irse a otro partido o crear nuevos movimientos los llevaría a retroceder en su currículum político", añade.

Baja en participación

Pero a parecer, mantenerse tal y como están, tampoco sería viable. Según el académico Germán Silva, hay ciertos hitos que marcan un debilitamiento del partido de derecha. "La UDI dejó de ser el partido más votado y más grande de Chile. Ese puesto hoy es de Renovación Nacional. Además la participación de sus militantes en las internas también es bastante baja", añade el académico.

De hecho, Silva apuesta a que la participación en la próxima elección interna seguirá un patrón similar a la anterior. "El 2016 participó cerca del 10% del padrón en la elección interna. Considerando que en el proceso de preinscripción su número de militantes disminuyó, si vuelven a movilizar sólo el 10% estaríamos hablando de menos de 5.000 personas eligiendo a la directiva de un partido con alcance nacional, lo que es bastante bajo", añade.

Ambos expertos concuerdan en que hay algunos rasgos que se mantienen en la línea ideológica del partido, como su cercanía con la religión católica, aunque con matices. Sin embargo, discusiones como la ley de identidad de género, dejan ver diferencias en su interna. "Recordemos que hace años atrás la UDI entera estaba en contra del divorcio, hoy Bellolio apoya la ley de identidad de género. Eso habla de una UDI distinta", dice Silva.

"Nada que ver con Bolsonaro"

¿Es la UDI centro derecha como señalan constantemente sus representantes? Ambos abogados consideran que "depende de qué sector de la UDI". "Presentarse como centro derecha es mucho más cómodo que asumir una postura de ultra derecha", dice Álvarez. "A la gente no le gusta que Gobiernen los extremos", indica también Silva.

"Por esto, Coloma dijo directamente que ellos como UDI no tenían nada que ver con Bolsonaro", recuerda el especialista. Las declaraciones de Coloma se dieron a raíz del viaje de Van Rysselberghe. ¿Seguirán las repercusiones de la visita a Bolsonaro en diciembre? Según ambos analistas, más allá de este hecho puntual, es posible que llegue un terremoto propio que ya estaba predicho al interior del partido.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo