La renuncia que pone en jaque la candidatura de Evo Morales en Bolivia

La presidenta del tribunal electoral, Katia Uriona renunció de su cargo. Legisladores de oposición señalan que la renuncia comprueba la presiones del MAS sobre los vocales para legalizar la candidatura de Evo Morales.

Por Agencias

La presidenta del tribunal electoral de Bolivia renunció el lunes en medio de una crisis agravada por la decisión del presidente Evo Morales de tratar de reelegirse a un cuarto mandato a pesar de un referendo que le negó esa posibilidad.

La dimisión de la presidenta Katia Uriona debido a un “estancamiento en la toma de decisiones referidas al resguardo de la institucionalidad”, dejó sin presidente ni vicepresidente al Órgano Electoral a menos de un año de las elecciones presidenciales.

A principios de mes renunció el vicepresidente José Luis Exeni alegando motivos de salud. El tribunal quedó con tres miembros de cinco. También los suplentes renunciaron antes.

Opositores atribuyeron la dimisión de Uriona a una “presión del gobierno” para que el máximo tribunal electoral valide la candidatura a un cuarto mandato de Morales.

"No tengo la menor duda de que el Gobierno quiere el control absoluto del ente electoral. Debe haber habido una presión muy fuerte. Esta renuncia ha sido consecuencia de una presión, probablemente con una designación de suplentes para modificar a un empate que hubiera habido (entre vocales)", dijo Gustavo Pedraza, miembro de la coordinador del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) que postula a las primarias a Carlos de Mesa.

"Vamos a tener un problema contaminado por la manipulación del partido de Gobierno. Hay desconfianza en el árbitro", puntualizó.

“Hay una crisis; deber ser mucha la presión, porque entiendo que ella (Uriona) cuestionaba la relección de Morales”, dijo la diputada opositora Jimena Costa.

Su colega Amilcar Barral, también opositor, dijo que los otros tres jueces también deberían renunciar. “No podemos ir a elecciones con un tribunal cuestionado”, dijo.

Por su parte, el diputado oficialista David Ramos dijo que el tribunal debe seguir adelante porque tres miembros “hacen quorum” para tomar decisiones.

Un referendo celebrado en 2016 rechazó por estrecho margen la posibilidad de que Morales modifique la constitución para reelegirse por cuarta vez en los comicios presidenciales de diciembre de 2019.

En el poder desde 2006, Morales aprobó una nueva constitución en 2009 que prohíbe la relección continua por más de una vez.

Tras perder en las urnas, el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) logró que jueces del Tribunal Constitucional, a los que la oposición denunció de oficialistas, aprobaran la postulación del mandatario.

Opositores y plataformas ciudadanas llevan adelante movilizaciones callejeras para reclamar el cumplimiento del voto ciudadano.

El Órgano Electoral debe decidir en las siguiente semanas si habilita o no la inscripción de Morales como candidato en una elecciones primarias que debe celebrarse en enero de 2019.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo