Su madre lo rechazaba: un enorme tumor le desfiguraba la cara hasta que una operación le cambió la vida

El joven fue rechazado por su comunidad y vivía con miedo de salir a la calle

Por Francisca Herrera

Kambou Sie (18) fue diagnosticado a los diez años con un extraño cáncer que le deformó la cara, vivió durante años con el tumor hasta que la oportunidad de realizarse una operación le cambió la vida.

El joven y su familia se trasladaron desde Bondoukou, Costa de Marfil, hasta el Hospital G. Pascale de Nápoles, Italia, para que un equipo de cirujanos reconstruyeran su rostro, según narra Daily Mail.

Diagnosticado desde pequeño con Linfoma de Burkitt, un extraño cáncer que se aloja bajo las mejillas y comienza a atacar desde ahí al sistema inmunológico, Kambou comenzó a ver como el tumor, que no fue tratado, comenzó a cambiar sus rasgos faciales al punto de afectar su vista.

Debido a su condición fue ignorado y rechazado por toda la comunidad, e incluso por su madre. "Creo que el miedo era todo lo que sentía. Mi nariz solía bloquear mi vista. Tuve que bajar la nariz para poder ver", señaló el joven al medio inglés.

Su padre, preocupado por la calidad de vida de Kambou, contactó a la organización de caridad Liliane Foundation de Europa, especializada en el tratamiento de casos extremos de cáncer.

Tras seis meses de radioterapia, quimioterapia, remplazo de células madres y luego de su primera cirugía reconstructora el joven comenzó a notar el drástico cambio.

"Tres días después de comenzar la quimioterapia, me di cuenta de que ya no necesitaba bajar la nariz para ver", señaló a Daily Mail y agregó "estoy muy feliz porque cuando salgo no lloro. Estoy feliz de conocer gente. Salgo, me divierto, juego. No tengo problemas. Estoy muy feliz".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo