El puente sobre el mar más largo del mundo y las otras locuras de la ingeniería en China

El puente conecta tres partes muy diferentes de China: Macao y Hong Kong y el territorio continental. Reducirá los tiempos de viaje de varias horas a sólo 30 minutos

Por Agencias

China inauguró el martes el puente marítimo más largo del mundo que vincula Hong Kong con el continente, una hazaña de ingeniería de gran importancia económica y política.

El presidente chino Xi Jinping asistió a la ceremonia en la ciudad de Zhuhai para cortar el listado del puente de 55 kilómetros (34 millas) que une las regiones semiautónomas de Hong Kong y Macao. De extremo a extremo, incluyendo sus dos carreteras de enlace, el puente es unas 20 veces más largo que el Puente Golden Gate de San Francisco.

La estructura está diseñada a prueba de terremotos y para resistir la temporada de tifones que azota la región y provoca el choque de barcos.De acuerdo con sus creadores, está diseñado para durar 120 años.

La construcción permite conectar, gracias a islas artificiales y gigantescos enlaces viarios, la isla hongkonesa de Lantau, al este, con la excolonia portuguesa de Macao, al oeste, y la ciudad de Zhuhai, en la provincia de Cantón. Abrirá oficialmente el miércoles, un día después de su inauguración.

"Declaro oficialmente abierto el puente Hong Kong-Zhuhai-Macao", dijo el presidente chino en una breve declaración, durante una ceremonia en la ciudad china de Zhuhai.

La estructura de 20 millones de dólares requirió casi una década para ser construida. Incluye un túnel bajo el mar que permite a los barcos pasar a través del delta del río Perla, el corazón del sector crucial de manufactura chino.

Su inauguración reducirá el tiempo de viaje a través del delta de varias horas a solo 30 minutos. Forma de un vínculo físico entre la China continental y el centro financiero, cuyo control fue entregado por los británicos a los chinos en 1997.

Críticas al puente

Voces críticas desde Hong Kong apuntan a que nadie realmente necesitaba el puente y que su construcción es primordialmente un intento para traer simbólicamente a Hong Kong más cerca del territorio continental.

Autobuses y los vehículos comerciales transportarán pasajeros y carga por el puente.

No se permitirá la circulación de taxis locales y solo a unos pocos automóviles se les dará un permiso para cruzar.

El viaducto chino se vio envuelto también en cuestionamientos ambientales casi desde que nació.

En 2009, antes de que empezara la construcción, la organización World Wildlife Fund (WWF) advirtió que el puente suponía "serios riesgos para la supervivencia de los delfines blancos chinos" que habitan en el estuario del Río de las Perlas.

Puente de hielo Puente de hielo. Getty
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo