Hasta 3 años de presidio por interceptación de e-mail y Whatsapp: las penas que trae la Ley sobre Delitos Informáticos

Las penas más altas las consiguen delitos como la perturbación informática, la interceptación de sistemas no públicos y el fraude informático.

Por Jaime Liencura

A la pena de la pena de presidio menor en su grado mínimo se expondrá aquella persona que intercepte de forma indebida y maliciosa un correo electrónico o bien mensajes de Whatsapp. ¿En castellano? Desde 61 días a tres años, si es que a alguien se le ocurre robar la información de esas conversaciones o forma de comunicación.

Eso es sólo parte de lo que propone la Ley sobre Delitos Informáticos, presentada este jueves por el Presidente Sebastián Piñera y que además incluye la creación de un instructivo para que todos los servicios públicos puedan prevenir ataques de este tipo.

Declaraciones

"El proyecto contempla los delitos informáticos nuevos y también las sanciones nuevas, porque muchos de estos delitos no estaban definidos y, en consecuencia, no constituían delitos y mucho menos tenían sanciones", indicó al respecto el Mandatario.

Piñera detalló además que los delitos que se incorporan son los de perturbación, el acceso ilícito a bases de datos, la interceptación ilícita o la intervención ilícita de sistemas informáticos, el delito de daños a datos informáticos, falsificación, fraude informático, incluyendo el comercio electrónico y el abuso de dispositivos.

¿Cuáles son las penas?

Para la perturbación informática, considerada como la obstaculización del funcionamiento de un sistema informático a través de la introducción, transmisión, daño, deterioro, alteración o supresión de datos informáticos, hay una pena de presidio menor en su grado medio a máximo. ¿En cifras? 541 días a 5 años pero que puede aumentar a presidio menor en su grado máximo si, tras el ataque, se hace imposible la recuperación de datos: ahí la pena es de 3 años  un día a 5 años.

El hackeo, por otra parte, tendrá penas de presidio menor en su grado mínimo (de 61 días a 540 días, o una multa de 11 a 20 UTM.  Sin embargo la condena se aumentará si es que hay ánimo de apoderarse de la info contenida en el servicio hackeado: ahí se partirá en 61 días y se llegará a 61 días a 3 años pues se contempla una pena de presidio menor en su grado mínimo.

Daño informático y fraude

El daño informático, que implica alterar o borrar info sin permiso, considera penas de 541 días a tres años, mientras que la falsificación informática -incluyendo el phishing- contempla presidio menor en cualquiera de sus grados, pues todo dependerá del daño producido.

Los que facilitaran programas para ña clonación de tarjetas, como las bandas magnéticas modificadas (los skimming)  también se considerará como un delito específico y recibirá penas de 61 días a 540 días y multa de 5 a 10 UTM.

Por último, el fraude informático recibirá penas que van desde 61 días hasta cinco años, más una multa que va de 5 UTM y podría llegar a 30 UTM, todo dependiendo del monto del perjuicio que genere esta acción.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo