Dos nuevos paquetes bomba mientras el FBI investiga una oficina postal en Florida como posible origen

Las cartas bomba podrían haber pasado por un centro de distribución de la ciudad de Opa-Locka, en Florida

Por Agencias

Las autoridades interceptaron el viernes otros dos paquetes dirigidos contra personas críticas del presidente Donald Trump: uno en Florida dirigido al senador demócrata Corey Booker, y uno en Nueva York dirigido al ex jefe de inteligencia James Clapper.

Por su parte, Trump afirmó el viernes que está siendo culpado por los correos bomba dirigidos a algunos de sus críticos más destacados.

En un tuit publicado de madrugada, Trump escribió: "Es curioso ver como la mal calificada CNN, y otros, pueden criticarme a voluntad, incluso culparme por la actual oleada de Bombas y comparan de forma ridícula esto con el 11 de Septiembre y el bombardeo en Oklahoma City, pero cuando yo los critico se vuelven locos y gritan ‘¡Eso no es presidencial!"".

Una revisión a una base de datos postal dejó entrever que al menos algunos paquetes  podrían haber sido enviados en el correo en Florida, dijo un funcionario. Los investigadores están centrando su atención en una instalación postal en Opa-locka, en ese estado, de donde creen partieron algunos de los paquetes, señaló otro.

Los detalles dejan entrever un patrón: que los artículos fueron empaquetados en sobres manila con plásticos de burbujas, dirigidos a destacados críticos de Trump y con timbres postales estadounidenses. Técnicos del laboratorio forense del FBI en Quantico, Virgina, examinan los artefactos.

El hecho de que todos los destinatarios fueran miembros del Partido Demócrata o personas contrarias al presidente Donald Trump apuntan a una posible motivación política, aunque todavía se desconoce la autoría.

Los paquetes azuzaron las tensiones y temores mientras los votantes se preparan para sufragar el 6 de noviembre con el fin de determinar qué partido controlará el Congreso, una campaña que los dos partidos han descrito con términos casi apocalípticos. A pesar de que aún no se conoce el remitente, políticos demócratas y republicanos se refirieron a las bombas para lamentar un ambiente político tóxico y repartir culpas.

“Una parte muy grande de la ira que vemos actualmente en nuestra sociedad es provocada por los reportes falsos e inexactos publicados a propósito en los principales medios de comunicación a los que me refiero como noticias falsas”, afirmó Trump en Twitter.

“Las cosas se han puesto tan mal y tan llenas de odio que superan toda descripción. Los principales medios de comunicación deben comportarse de forma correcta, ¡rápido!”, agregó.

El exdirector de la CIA John Brennan, blanco de un paquete enviado a CNN, contraatacó.

“Deje de culpar a otros. Mírese en el espejo”, tuiteó Brennan. “Su retórica enardecedora, insultos, mentiras y aliento a la violencia física son vergonzosos. Compórtese en forma correcta… intente actuar como un presidente”, afirmó

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo