Rector de la PUC: “La Iglesia ha confundido delito con lo que es un pecado"

Es la primera vez que el rector de la PUC habla de esta materia.

Por Fresia Ramírez

Ignacio Sánchez, la máxima autoridad de la casa de estudio abordó por primera vez esta materia a través de una entrevista, convencido de que desde la universidad tienen la misión de contribuir a encontrar los cambios que permitan erradicar para siempre la “cultura de abusos” que ejercieron algunos religiosos.

“La Universidad Católica vive, se desarrolla, aporta desde su identidad católica hacia la sociedad, y por supuesto que todo lo que le ocurre a la Iglesia nos ocurre a nosotros, nos afecta, nos duele, nos compromete a ver cómo podemos tender medidas para superar ese problema”, sostuvo Sánchez en entrevista con La Tercera.

160 sacerdotes

Reconoce que la Fiscalía ha dado cuenta de más de 160 sacerdotes acusados y entre las víctimas una gran cantidad de menores. Entonces, dice "esto es muy dramático, es muy grave, recuerda situaciones que se conocieron hace muchos años en Irlanda, en Boston, en otras regiones del mundo, en donde se registraron situaciones gravísimas: agresiones, acoso, abuso y mucho daño, y, por otro lado, un mal manejo de la situación".

"Aquí tenemos que tener dos conceptos que me parece que son bien importantes y básicos de poner. Primero, la Iglesia y la jerarquía a cargo han confundido lo que es un delito con lo que es un pecado. O sea, yo puedo cometer un pecado y me puedo arrepentir y como católico me puedo sentir liberado de ese pecado, pero si cometo un delito, eso es materia de la justicia y alguien que se arrepiente si comete un delito tiene que ir a la cárcel igual, se arrepienta o no se arrepienta", añadió.

Rol de la PUC

En lo que se refiere al rol de la PUC en todo esto, el rector considera que “al ser nosotros parte de la Iglesia, tenemos que hacernos la pregunta: ¿pudimos haber hecho más? En ese sentido, creo que el perdón cabe. Pudimos haber hecho más, por ejemplo apoyando a los obispos para que tomaran mejores decisiones, pudimos haber hecho más siendo más cercanos a eventuales víctimas”.

Aseguró además que no supieron más que lo que se conoce por la prensa. “Nosotros, ni como profesores ni como autoridades tuvimos información, no tuvimos la posibilidad de manejar estos casos. Pero vuelvo al principio, el hecho de decir que si somos parte de la Iglesia, uno tiene que hacer su autocrítica. Creo que todo católico, no solamente miembros de esta institución, el católico que está en una parroquia, por supuesto que condena los hechos y por supuesto no está de acuerdo con cómo se ha manejado, pero yo también le pediría a ese católico que diga bueno, en qué medida todo católico de este país podría haber tenido una reflexión más crítica”.

Carta del Papa

Al ser consultado, si siente que el Papa no fue informado correctamente previo a su visita a Chile, considerando que él se va del país respaldando a Barros y un par de meses después lo remueve como obispo de Osorno, Sánchez cree que podría haber obtenido más información y de distintas fuentes.

"En la carta que él mismo manda hay dos palabras que son importantes. Primero, él habla de falta de información completa, y la segunda es que dice: pido perdón por la falta de ponderar los antecedentes. O sea, me da la impresión de que él asumió un acto propio. A lo mejor debiera haber tenido más información de distintas fuentes, pero él también reconoce que la información que recibió no la ponderó de la manera que hoy día lo hace, entonces hay una crítica. Yo creo que este Papa nos da mucho ejemplo de humanidad", dijo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo