Ministro del Trabajo afirma que reforma a las pensiones incluye medidas propuestas por Bachelet

Respecto de los incentivos para alargar la etapa laboral, el secretario de Estado señaló que "no es obligar a jubilarse más tarde".

Por Aton Chile

El ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, aseguró que el proyecto de reforma al sistema de pensiones “se hace cargo desde el primer día de la urgente necesidad de mejorar las pensiones más bajas de las familias vulnerables, de las mujeres y de la clase media”, y que no es “pan para hoy y hambre para mañana”, porque deja endeudada a las futuras generaciones.

Aseguró que “con este proyecto no hemos venido con la retroexcavadora, sino con una mentalidad de acuerdo y de unión, “por eso, de las 47 medidas que contiene el proyecto, 14 fueron tomadas directamente de la propuesta de la ex Presidenta Bachelet y otras 4 fueron fusionadas con otros contenidos. Porque aquí lo que interesa es mejorar la vida de nuestros actuales jubilados y la de quienes se jubilarán a futuro y no las rencillas políticas o las legítimas diferencias que podamos tener”, indicó.

Asimismo, afirmó que esta reforma introduce cambios que garantizan que las pensiones se verán incrementadas de inmediato. “Este proyecto en su conjunto supone una mejoría en las pensiones de cerca de 2 millones de chilenos desde el primer día de implementación y en régimen acerca de 3 millones de chilenos”, aseveró.

Agregó que “no hay buenas pensiones si no hay buenos trabajos. Esta es un alza responsable, que garantiza un aumento en un 40% de las cotizaciones y además protege el empleo. Cuando se apruebe la reforma a las pensiones esto beneficiará inmediatamente a todos los pensionados del Pilar Solidario, quienes tendrán un aumento inmediato en sus pensiones del 10%”.

Reiteró que “esta reforma, que tendrá un costo de 3.500 millones de dólares, priorizará a los grupos más vulnerables, como a las mujeres, la clase media y a quienes de manera voluntaria extiendan su vida laboral”.

Con respecto al aumento de la tasa de cotización en cuatro puntos porcentuales de cargo del empleador, un aumento que tendrá una gradualidad de nueve años, pasando desde el 10% anual que existe actualmente, al 14%, señaló que “ésta irá directamente a la cuenta de cada trabajador quien decidirá libremente quien administra estos ahorros”.

“Un 4% más de ahorro puede traducirse en un aumento de las pensiones de 40% para los cotizantes más nuevos del sistema y cercano a 20% para quienes comiencen a cotizar este adicional, desde la mitad su vida laboral. Que sea de cargo del empleador es un asunto muy importante, porque Chile es el único país de la Ocde donde el empleador no se hace cargo de la jubilación de sus trabajadores”, agregó.

En cuanto a alargar la edad de jubilación, el ministro aseguró que “vamos a incentivar y premiar a los que quieren alargar su vida laboral, si usted cotiza más que su edad legal el incentivo es que podrá retirar la mitad de lo que cotizó”.

No es obligar a jubilarse más tarde, es incentivar y hacerlo más atractivo. Los que alargan su vida laboral en un periodo de 5 años más pueden llegar a un incremento de la pensión en un 40% de todo el periodo”, advirtió.

Además, dijo que “este proyecto considera un aporte adicional a la pensión para aquellas mujeres que, por diversos motivos, han tenido lagunas previsionales. Como Gobierno de Chile tenemos un gran compromiso con ellas”.

Asimismo, el ministro indicó que “en 10 años más, la cantidad de personas que va a ir a tocar la puerta para pensionarse por vejez va a ser el doble que la de hoy día, así que si nos enredamos en peleas políticas y no hacemos reformas no vamos a cambiarles la realidad a miles de chilenos”.

En cuanto a las personas que cotizan de manera independiente, señaló que "en los últimos 10 años hemos ido postergando esta obligación y nadie cotiza. En teoría, en marzo a todos los independientes les deberían retener su devolución de impuestos para que paguen las cotizaciones, lo que se busca con nuestro proyecto de ley es que los independiente tengan la obligación de cotizar, pero gradualmente en un plazo de diez años, para no afectar el bolsillo de los trabajadores ni el empleo”.

“Este proyecto ya se aprobó en el Senado y lo que busca es que los independientes mantengan la obligación de cotizar pero gradualmente, 2 por ciento cada año, aproximadamente, pero reciben desde el primer día cobertura de salud, invalidez y seguros”, explicó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo